scorecardresearch

Centro de Fotografía: Cultura frente a desafíos demográficos

A.I.P.
-

El Centro Nacional de Fotografía ocupará la mitad del Banco de España. 'El Día de Soria' comprueba en qué punto quedaron las obras paralizadas hace cinco años

Centro de Fotografía: Cultura frente a desafíos demográficos

El tesoro que esconde la cámara acorazada... un complejo sistema de protección que lo protege... La alusión a 'Way Down', la cinta dirigida por Jaume Balagueró y protagonizada por Freddie Highmore, sale a relucir al acceder al antiguo edificio del Banco de España, objeto de titulares en los últimos días tras la confirmación del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que se convertirá en el Centro Nacional de Fotografía. Y es que el recorrido de La 8 Soria y El Día de Soria, guiado por el subdelegado del Gobierno, Miguel Latorre, arranca precisamente en el sótano, donde se custodiaron miles de millones de pesetas durante décadas. A falta de definir el proyecto, parece ser que se conservarán estos elementos del edificio de principios del siglo XX, obra del arquitecto José Yarnoz Larrosa, que entró en uso en 1933.

Con motivo del centenario de la llegada de Antonio Machado a Soria, arrancó un ciclo expositivo con una veintena de propuestas de distintas disciplinas, entre las que destacan las fotográficas de Carlos Pérez Siquier, Pablo Pérez Mínguez o Joan Colom. En la planta baja, la de los trece ventanales y la puerta principal de grandes dimensiones, tuvieron cabida estas obras en aquellos primeros años en los que se fraguó la idea de que la sede del Banco de España podría convertirse en el Centro Nacional de Fotografía. Este emplazamiento principal es un buen punto para comprobar hasta dónde llegaron las obras que se iniciaron en 2012 y quedaron en suspenso en 2015 [con la consiguiente indemnización de un millón de euros a la empresa adjudicataria] al replantear el Gobierno un uso administrativo del histórico inmueble [reubicación de la Subdelegación del Gobierno]. Una estancia, que un día fue el patio de operaciones y que más pronto que tarde se convertirá un referente para la exhibición del patrimonio fotográfico, en la que destaca la cubierta acristalada que inunda de luz natural todo el espacio y lo conecta en su verticalidad con los dos pisos superiores. La obra se quedó 'empantanada', pero lo suficientemente avanzada cómo para tener una idea de las múltiples posibilidades que ofrece el edificio.

Según la nota de prensa difundida por el Ministerio de Cultura y Deportes este jueves, el nuevo Centro Nacional de Fotografía ocupará las plantas baja y sótano, con una superficies de 1.824,78 m2 (1.365 m2 útiles), pero nada dice de las plantas primera y segunda, ni del espectacular ático que ofrece unas vistas privilegiadas de la ciudad y que despliega unas jugosas opciones para la hostelería. Y es que, en total, son 2.771 m2 distribuidos entre las cuatro plantas, por lo que se ocupará la mitad, aproximadamente.

El Ministerio trabaja en la redacción del 'protocolo de actuaciones' que, junto al Ayuntamiento de Soria, «refleje el compromiso de ambas entidades». El proyecto está dotado con 4.460.950 euros en los Presupuestos Generales del Estado de 2022, y se destinará una subvención nominativa de 100.000 euros al Consistorio para el proyecto de creación del centro. Aunque se trata de una iniciativa 'rescatada' tras la paralización de las obras hace un lustro, el Ejecutivo la enmarca en este momento en la «estrategia para hacer frente a los desafíos demográficos», como una «firme apuesta para un uso transformador en estos territorios», que a la vez «atiende» las demandas de las «principales asociaciones nacionales de fotografía».