scorecardresearch

"Es muy positivo que sea una ciudad pequeña"

A.I.P.
-

El proyecto del Centro Nacional de Fotografía en el Banco de España implica la creación de la Escuela de Restauración Archivística y Conservación Fotográfica, así como potenciar la investigación para impulsar un grado universitario en fotografía

"Es muy positivo que sea una ciudad pequeña"

La noticia llegó «por sorpresa», aunque indicaba que, antes o después, se iba a producir. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, corroboraba el pasado sábado en Burgos, durante el 14º Congreso del PSOE de Castilla y León, que Soria será la sede del Centro Nacional de Fotografía. A partir de ahora «hay que trabajar mucho y sin parar», a juicio del presidente de la Plataforma Centro de Fotografía e Imagen, el Premio Nacional de Fotografía 2015, Juan Manuel Castro Prieto. «Todos los fotógrafos lo hemos recibido con una gran alegría porque era un sueño. Llevamos décadas pidiéndolo, hubo varios intentos fallidos. Es cumplir un sueño y ahora hay que materializarlo», significa.La entidad surgió el pasado mayo para impulsar su creación que, entre otras cuestiones, implicará la puesta en marcha de una Escuela de Restauración Archivística y Documentación Fotográfica que permitirá que quienes quieran formarse en esta disciplina puedan hacerlo en Soria.

El sábado llegó la confirmación del Centro Nacional de Fotografía...

Enhorabuena. Es una gran noticia para Soria [...] Ahora tenéis que luchar para que el AVE vaya allí. 

Pues está complicado...

Pero es lo que hay que hacer. Nosotros también lucharemos por ello. Cada vez que hablemos del centro, preguntaremos, ¿van a poner ustedes el AVE?

Recibe la noticia de que el  Centro Nacional de Fotografía estará en Soria, en el Banco de España, en los Encuentros Fotográficos de Gijón, justo cuando iba a disertar sobre este proyecto. ¿Fue una sorpresa o suponía que en cualquier momento se iba a producir el anuncio?

Lo sabíamos, pero no podíamos avanzarlo antes de que lo comunicara el Gobierno. Fue una sorpresa cuando supimos que, en efecto, lo iban a hacer, porque no parecía que fuera tan adelantado. La ciudad de Soria ha hecho un gran esfuerzo y ha sido fundamental. Nosotros hemos tenido muchas reuniones con el Ministerio  de Cultura, hemos presionado por todas partes, pero era necesaria la actuación de la Alcaldía. Que haya salido ha sido, por una parte, por nuestra presión, pero también porque desde el minuto cero Soria se ofreció a acoger el Centro Nacional de Fotografía.

El alcalde, Carlos Martínez, intervino en mayo en la presentación de la plataforma, de hecho, para posicionar a la ciudad...

Eso es, intervino, y dijo que en nombre de la ciudad estaba interesado en que el centro estuviera allí, porque, de hecho, era en Soria donde tenía que haber estado desde 2010. 

El Centro Nacional de Fotografía estará en el antiguo edificio del Banco de España de una de las capitales de provincia más pequeñas de España, en la provincia más despoblada. ¿Qué pros y contras encuentra en la ubicación elegida?

Es interesante para la ciudad porque puede ser un revitalizador cultural, sobre todo si se lleva adelante la Escuela de Restauración Archivística y Conservación Fotográfica. Hoy día, los estudiantes tienen que ir a Estados Unidos para aprender sobre archivos y patrimonio fotográfico. De esta manera, vendrán a Soria. Hay que luchar para conseguir que haya mejores comunicaciones, obviamente, pero al ser una ciudad pequeña se pueden aunar más fácilmente las sinergias de todos. 

Es un proyecto tan importante, que sea cual sea el signo político que gobierne la ciudad es interesante para todos, debe trascender a la política. Es muy positivo que sea una ciudad pequeña para unir esas fuerzas.

En el comunicado publicado por la plataforma tras el anuncio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se destaca el «cambio de rumbo» y la «celeridad» del Ministerio de Cultura con este proyecto. ¿Ha variado el ritmo desde que tomó posesión Miquel Iceta como ministro?

No puedo saber qué ha pasado o qué ha cambiado. Antes de que entrara Iceta, nosotros ya estábamos en contacto con el Ministerio, había buena recepción, pero no había prisa, eso es cierto. Quizás sí ha tomado velocidad con Miquel Iceta. Tampoco sabemos  por qué, si ha seguido el ritmo previsto, no tenemos tanta información.

¿En qué medida el Ministerio de Cultura cuenta con la plataforma para desarrollar este proyecto?

El secretario general de Cultura nos comentó que contaba con nosotros para que les echáramos una mano. Nosotros representamos a la mayoría de los fotógrafos. La plataforma reúne a más de 7.000 personas relacionadas con el mundo de la fotografía, además de fotógrafos, y están todos los Premios Nacionales vivos, todos los grandes premios... Hay unanimidad, gente de todas las partes del Estado y de todo tipo de fotografía. Nos han hablado de crear una mesa en la cual contaban con nosotros. Somos los interlocutores.

¿En alguna reunión se ha trasladado qué plazos maneja el Gobierno para la puesta en marcha del Centro Nacional de Fotografía?

No. Nos comunicaron que habían decidido aprobar la ubicación del Centro Nacional de Fotografía en Soria. Y hoy me han comentado, desde la prensa, que parece ser que hay un plazo de 18 meses. A mí se me antoja corto, pero vamos a intentarlo. Hay que tener en cuenta que hay que hacer las obras de rehabilitación, pero antes hay que preparar un proyecto de cómo tiene que ser el centro, las necesidades que va a tener y empezar las obras... Cuando terminen, materializar todas las necesidades. Es un proceso largo, complejo, pero ahí estaremos en todo momento.

A finales de septiembre, el alcalde de Soria aseguró a este periódico que el Gobierno licitará el proyecto y la obra del Banco de España antes de final de año. Entiendo que los plazos los marcará este trámite...

No lo sé, desde luego hay que trabajar mucho. Todavía no tenemos unos planos de la sala para saber qué vamos a necesitar. Ahora se ha aprobado hacerlo y hay que ver cómo se hace, esa es la fase en la que estamos.

En mayo, la Plataforma Centro de Fotografía e Imagen presentó las claves de este proyecto. ¿Cuáles destaca del mismo?

La plataforma emitió un manifiesto que tenía diez objetivos. En otros, crear un archivo fotográfico de estructura virtual que preserve nuestro patrimonio y nuestra memoria visual, es decir, se trata de contar con un portal de forma que, aunque el archivo siga estando donde está actualmente, el interesado pueda acceder a las fotografías sin necesidad de desplazarse. Y también todos los archivos físicos que no hayan encontrado acomodo podrán forman parte del Centro Nacional de Fotografía. Es interesante que Soria se convierta en acogedora de esos archivos que tienen importancia vital. Por otro lado, hay que incidir en que el centro se convierta en esa escuela de conservación de patrimonio fotográfico. 

Además, hay que conservar, proteger y divulgar este patrimonio pasado y presente; mostrar la diversidad fotográfica de España a otros países; crear un fondo estatal de fotografía y artes visuales; crear una videoteca y mediateca especializada en fotografía histórica; potenciar la investigación con el objetivo de crear un grado universitario en fotografía e imagen, que es lo que comentaba antes; estimular la creación fotográfica y su difusión mediante exposiciones y actividades formativas; impulsar becas, residencias de creación y ayudas a la publicación; y crear una plataforma para profesionales con información sobre ayudas, becas o asesoría en materia de propiedad intelectual.

Está claro que el trabajo es inmenso. En el centro de Soria habrá exposiciones, actividades de todo tipo, ayudas a la investigación... desde allí se centralizará todo. Va a ser un estímulo cultural importante para Soria y para la fotografía de España.

A nivel de recursos que se necesitan, ¿se ha hecho una valoración?

Estamos en ello, pero sin saber de qué espacios y medios se va a disponer es muy difícil establecer un presupuesto o qué vamos a necesitar exactamente. En cuanto el Ayuntamiento nos proporcione los planos, habrá que elaborar ese proyecto, que es lo que comentaba antes. Queda un trabajo impresionante aún, porque tenemos esbozado el proyecto de cómo queremos que sea, pero hay que adaptarlo. 

¿Se han fijado en otros centros similares de otros países?

El modelo que queremos seguir es el francés. Lo que han hecho es una red de centros públicos y privados por todo el estado. Aquí en España hay ejemplos como el Centro Andaluz de la Fotografía, el Museo de Cristina García Rodero en Puertollano... lo que queremos es unirlos comunicativamente, que cada uno sepa lo que hace el otro para unir sinergias. Y el Centro Nacional de Fotografía de Soria tendría esa oficina de comunicación entre distintos centros.