San Benito, más que toros

Nuria Zaragoza
-

Construcción de camerinos, de una habitación para los mayorales de las ganaderías, mejoras de seguridad en corrales, renovación de los baños... la plaza se adapta para acoger actividad más allá de la feria

San Benito, más que toros - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez.

GALERÍA

PLAZA DE TOROS DE SORIA.

Han pisado su albero maestros de la talla del Viti, Joselito, José Tomás, Paquirri, Dámaso Gonzalo, Paco Camino... Allí murió el torero soriano ‘El Chinche.’ Fue escuela de José Luis Palomar y, hoy, de Rubén Sanz. En sus corrales han dormido los astados de infinidad de ganaderías, incluidos los de Victorino Martín. Pulso de las fiestas de San Juan. Corazón taurino de la ciudad... Pero la plaza de toros de Soria, el coso de San Benito, la mal llamada ‘Chata’, tiene vida más allá de la temporada taurina.
Por allí han pasado artistas como Bonnie Tyler, Sabina, Miguel Bosé, Serrat, Rosendo, Celtas Cortos, Ricky Martin, Rosario, Morat... y, también, la Compañía Teatral Tricicle, el espectáculo de Sara Baras, teatro clásico... Es sede de Soria Rock, del Stardust Soria y de diversos eventos deportivos como el Voley Plaza. Fue pista de hielo, de motos de trial, de coches teledirigidos... y hoy acoge año tras año eventos fijos como el reparto de los pinos de Navidad, la feria ganadera o actividades divulgativas. 
De los 365 días del año, la plaza de toros tiene actividad «más de cien», calcula el responsable de la plaza, Pedro Sanz, respaldado por la teniente de alcalde y concejala de Obras, Servicios y Medio Ambiente, Ana Alegre. 
San Benito, más que torosSan Benito, más que toros - Foto: Eugenio Gutierrez MCumplido siglo y medio de su construcción, es hoy sede cultural, deportiva y social de Soria, una infraestructura municipal necesaria que, como tal, exige un mantenimiento. El Ayuntamiento de la ciudad acaba de adjudicar nuevas obras en el coso que permitirán mejorar los baños de la planta superior. No obstante, hace ya años que se trabaja en un ‘lavado de cara’ que ha permitido ampliar espacios, ganar seguridad y mejorar servicios. El Día de Soria repasa con Alegre y con el arquitecto municipal, Tomás Hergueta, las mejoras realizadas en los últimos años, y lo que está por llegar.
más seguridad. La visita arranca, como no podía ser de otra manera, en el albero. Allí el año pasado se cambiaron todas las tablas de barrera. «Según estaba instalada, el agua quedaba estancada y estaban podridas. Se cambiaron todas y se dio una solución más viable y duradera que permite que el agua salga por debajo», explica Hergueta, quien recuerda que la actuación supuso un coste de 8.000 euros en compra de material, que instaló el personal municipal. «Hubo quince personas trabajando entre almacén municipal y personas que realizaron trabajos en beneficio de la comunidad», apunta Alegre. 
Prácticamente todo el año hay personas en la plaza trabajando como medida alternativa al ingreso en prisión, apunta el responsable de la plaza, Pedro Sanz, quien indica que  con esta mano de obra se ha pintado todo el interior y exterior de la plaza y, en estos momentos, el pasillo exterior de la zona de las Cuadrillas. 
San Benito, más que torosSan Benito, más que toros - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez.Sin salir del ruedo, recuerdan también que cada año se renueva el albero de la plaza. El año pasado, con cuatro camiones de arena, rememoran. 
En la zona de corrales las mejoras son evidentes. En los seis corrales se han fabricado 21 comederos de hormigón («antes eran cajones de madera y volaban», apunta de forma simpática Sanz) y en estos momentos se construyen tres más. Se han construido pasarelas nuevas que permiten tener comunicados todos los corrales de forma segura y, además, se han forrado con chapa para evitar caídas desde arriba y, abajo, que los animales no se estresen al ver a la gente que circula por arriba. Además, se han hecho 14 burladeros nuevos en corrales y en la bajada de la Saca, y se han instalado chapas (que sustituyen a viejos maderos) en la zona superior de chiqueros, de modo que se evitan así caídas o tropiezos por los agujeros desde donde se controla a los animales. 
habitación y camerinos. Una de las obras más llamativas que se han ejecutado se escapa a los ojos del espectador. En la zona de las cuadras había algunos espacios diáfanos de gran altura donde se ha construido una interplanta, ganado así un piso.
En concreto, en la parte derecha de la puerta de picadores, se ha habilitado una zona para los mayorales de las ganaderías. «Generalmente piden estar donde están los toros para que, si hay cualquier problema, puedan ir rápido y evitar que se dañen», justifica Sanz. Se ha hecho doble planta y la de abajo se ha habilitado como baño con duchas y, arriba, una habitación con dos camas. 
Al otro lado de la puerta de picadores (en la zona más próxima a corrales, al lado de chiqueros), se ha ganado también una planta, donde se han construido tres despachos/camerinos y un baño. «Son espacios multiusos que se pueden adaptar según las necesidades. La obra se ha hecho con el personal municipal y las personas de trabajos en beneficio de la comunidad, y lo que se ha hecho es aprovechar la altura para hacer un forjado y sacar una planta nueva», especifica el arquitecto municipal. También en la zona del mueco (el armazón donde se mete a los animales que precisan algún cuidado o tratamiento) se ha hecho una especie de balcón «para que los veterinarios puedan estar seguros», apuntan. 
baños. Una de las intervenciones más demandadas por los usuarios de la plaza se inició el año pasado y continuará este. Se trata de la renovación integral de los baños. El año pasado se ejecutaron todos los de la planta baja, en total, cuatro (dos de mujeres y dos de hombres) divididos en dos zonas.  «Antes eran placas turcas y la red de saneamiento estaba totalmente atrampada. Se ha hecho toda la instalación nueva, se han quitado las humedades, se ha impermeabilizado y se han cambiado los sanitarios, además de hacerlos accesibles», explica Hergueta, quien recuerda que, además, se dejó ya la instalación hecha para asumir la renovación este año de los baños que quedan por renovar en la planta superior. Para ejecutar esta obra se ha adjudicado ya el primero contrato, relativo a la albañilería, y en breve se sacará a licitación la parte de instalación. 
El cambio de los baños era «necesario», asume Alegre. También lo es «hacer la plaza accesible», reconoce, si bien admite que no será a corto plazo. En este sentido, y al hilo de la propuesta del PP de construir un ascensor, la edil avisa: «La accesibilidad de la plaza no se resuelve con un ascensor, sino que lleva aparejado mucho más, dónde se sitúan las plazas, cómo se accede, en qué condiciones... supone tirar el graderío y plantearlo con las medidas reglamentarias», resume. Así las cosas, asume, está entre los deberes «pero a futuro», reconoce.Quizá antes llega un repintado de las plazas con una reordenación de localidades para ganar en comodidad.