"El absentismo es insignificante comparado con la jornada"

Nuria Zaragoza
-

El portavoz de Comisiones niega que haya fraude por parte de los trabajadores en las incapacidades temporales y, de hecho, asegura que ocurre «todo lo contrario». Aboga por trabajar en tres líneas:trabajo estable, buena salario y buenas condiciones

"El absentismo es insignificante comparado con la jornada" - Foto: Eugenio Gutiérrez MartÁ­nez

Comisiones Obreras elaboró un informe sobre absentismo laboral que contradice los estudios de la patronal. El secretario general de CC. OO. en Soria, Javier Moreno, justifica los datos.
¿El problema de base es que no hay una definición clara de absentismo?  
La opinión que tenemos nosotros es que, cuando la patronal habla de absentismo, es un discurso muy interesado en culpabilizar a los trabajadores y trabajadoras en que faltan mucho al trabajo, y eso es mentira. 
Nosotros en este estudio intentamos ligar lo que son las horas extras no pagadas al absentismo, porque en este país se generan muchísimas horas extraordinarias pero, además, muchas ni siquiera están reconocidas ni pagadas. El absentismo como tal es un porcentaje insignificante en comparación con la jornada laboral y, sobre todo, con las horas extras que generan en este país. 
Por tanto, ¿no es real cuando se habla de aumento del absentismo?
No es cierto, y lo que hace precisamente el estudio de CC. OO. es desmontar esa teoría. No es real.
Cuando se habla de absentismo se hacen tres categorías:justificado (IT, permisos…), injustificado (retrasos, salir a fumar…) y presencial (trabajando pero en internet, con llamadas personales…). ¿Hay cierto abuso también por parte de los trabajadores?
Lo que no podemos hacer es computar dentro del absentismo cuestiones que no se pueden considerar como tal como, por ejemplo, las incapacidades temporales. Independientemente de que vengan derivadas por contingencias comunes o profesionales, hay un facultativo, un profesional, que es el que te da la baja médica. Eso no es absentismo, tú no estás faltando al trabajo porque te de la gana, tienes una causa justificada. 
Las vacaciones tampoco se pueden considerar absentismo, y por eso nosotros hacemos la distinción de horas pagadas y no trabajadas. Es un derecho que tú has generado por el mero hecho de trabajar. Lo mismo ocurre con los 14 festivos, la maternidad, las licencias o permisos retribuidas... incluso con las horas sindicales, que es un derecho que tienen los representantes legales de los trabajadores. No se pueden computar  como horas de absentismo. Dentro de ese estudio que hemos hecho desde CC. OO. hablamos que las horas no pagadas y no trabajadas, que son las que sí que computarían como absentismo, suponen el 0,3% de toda la jornada laboral. Por eso insisto en que el absentismo real es algo muy residual. 
¿Qué sería por tanto absentismo?
La guarda legal, la huelga, el cierre patronal, el no ir a trabajar porque esa mañana no te ha apetecido levantarte de la cama o por lo que sea... el absentismo no justificado. 
Medidas de control como la que se acaba de implementar de fichar horarios, ¿hasta qué punto pueden ayudar a controlar el absentismo?
Los empresarios nos hablan siempre de absentismo pero nunca hablan de las horas extras, y se generan muchísimas, y muchas no son compensadas. Desde CC. OO. hemos presionado para que se instalen en las empresas las medidas de control, precisamente para evitar todas esas horas.  
El Estatuto de los Trabajadores limita las horas extras pero luego tenemos muchas que no computan en ninguna parte, y eso es lo que no puede ser. Si acabamos con las horas extras generaremos muchísimo empleo. 
Esta medida, ¿en qué sentido ayuda?
Ayuda, en primer lugar, a que no exista fraude. Y, en segundo lugar, queda registrada la jornada de trabajo que realmente hacen los trabajadores y trabajadoras. Así, si tú tienes una jornada de cuatro horas, que realmente se hagan esas y no se convierta en una jornada completa que no computa y, muchas veces, ni se cobra. 
¿Y está funcionando realmente?
Tenemos un problema y es la Inspección de Trabajo. Es cierto que tiene pocos medios, pero a nosotros nos gustaría que la inspección vigilara más en las empresas. 
¿Qué medidas se deberían introducir para aminorar el absentismo?
Es que nosotros no creemos que se pueda reducir el absentismo laboral porque algo que es ya mínimo... 
Con el matiz de que no consideran las IT como absentismo, siempre hay cierta controversia respecto al fraude en las bajas y se ha llegado a afirmar que el 40% de las bajas por IT se producen de manera fraudulenta. ¿Qué hay de cierto en esto?
Yo creo que es al revés, porque en un sindicato como CC. OO. todos los días vienen personas con verdaderos problemas de salud y donde las mutuas de accidentes de trabajo no les están dando la baja médica. Es más, les dicen que vayan a la Seguridad Social y que, en todo caso, sea el médico de cabecera el que les de la baja. ¿Por qué? Porque no es lo mismo un tratamiento desde una contingencia común que desde una contingencia profesional, y las mutuas al final lo que hacen es ligar las incapacidades al trabajo, pero la Seguridad Social, no. Por eso digo que ocurre todo lo contrario.  Además, todas las personas que tienen una baja es porque alguien se lo ha dado, y yo no cuestiono la labor de los profesionales y no creo que se las regalen. 
No obstante, es evidente también que en épocas de crisis hay menos bajas. Es pura estadística:más trabajo, más trabajadores, más bajas. Pero, ¿aguantamos más también cuando hay miedo a perder el trabajo?
Yo a las estadísticas añadiría el miedo. Cuando una persona tiene un puesto estable, un contrato indefinido, no se tiene tanto miedo a coger una baja como cuando se tiene una contrato temporal. Por desgracia, a mayor precariedad laboral, mayor facilidad para que las empresas te despidan y, muchas veces, cogerte una baja cuando tienes un contrato temporal supone un despido automático. 
¿Hasta qué punto el elevado absentismo que acusan las empresas está ligado a la motivación de la plantilla?
Es fundamental un buen ambiente de trabajo. Da igual el sector de actividad, si hay un buen ambiente, todos desarrollamos mejor nuestras funciones y es más difícil cogerse una baja médica por temas de estrés o demás. 
¿Afecta el salario a la motivación?
Fundamental. En esta vida trabajamos porque tenemos unas necesidades que satisfacer. Cuanto mayor salario, mayor satisfacción personal tendremos y, por lo tanto, mayor satisfacción de las necesidades podremos cubrir. Tener buen salario, un trabajo estable y unas buenas condiciones laborales es básico. Las empresas, en lugar de criminalizar a los trabajadores, lo que tienen que hacer es plantearse si realmente existe un absentismo alto y por qué. Los trabajadores no son unos jetas. 
¿Están fallando cuestiones como la prevención de riesgos laborales, los procesos de selección...?
Sí, hay que trabajar más en esas líneas, desde luego. Tenemos la Ley de Prevención de Riesgos Laborales del año 95 y hay muchos aspectos que todavía muchos empresarios no han implantado. Hay empresarios que no forman a sus trabajadores, que no invierten en seguridad... al final eso desemboca en que, por desgracia, todavía tenemos muchos accidentes. 
¿Hay alguna empresa en Soria ejemplar, que sea modelo a seguir?
Yo no tengo constancia de que haya una empresa modelo en prevención de riesgos laborales. Con ello no quiero decir que no haya empresas responsables en nuestra provincia y que se lo tomen en serio. 
¿Se escucha poco al trabajador?
Por supuesto. Los trabajadores pasan un tercio del día en los puestos de trabajo. ¿Quién mejor que ellos para conocer la realidad del puesto, del sector, en lo que se puede mejorar...? Escuchándoles se podría mejorar no solo el ambiente laboral, también el rendimiento de las empresas. 
¿En qué aspectos debemos entonar el mea culpa los trabajadores?
Muchas veces los trabajadores somos muy individualistas. Tenemos que asociarnos y mirar de una manera colectiva, ser más solidarios... Buscar el bien común e intentar, junto con la empresa, mejorar.