scorecardresearch

La Gerencia, "preparada" para empezar con la cuarta dosis

N.Z
-

La idea inicial es retomar el modelo previo, con un punto centralizado y vacunación también en los centros de salud. Se esperan lasinstrucciones de la Comisión de Vacunas y, avisa el gerente, el ritmo dependerá de las dosis que lleguen

La Gerencia, "preparada" para empezar con la cuarta dosis - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez Eugenio Gutiérrez Martí

La séptima ola de la pandemia da sus últimos coletazos y, aunque el virus sigue circulando, se empieza a pensar ya en la que será la siguiente fase para inmunizar a la población: la segunda dosis de refuerzo frente a la covid-19, es decir, el cuarto pinchazo para combatir al temido coronavirus.

«Estamos en una etapa de final de pandemia, aunque con mucha prudencia», afirmó hace unos días la ministra de Sanidad, Carolina Darias, reconociendo la mejora de la situación epidemiológica y sanitaria pero advirtiendo también de que el virus aún no ha desaparecido. A su juicio, el éxito de la campaña de vacunación en España es una de las principales razones que «nos ha permitido llegar hasta aquí», por lo que avanzó que a partir de otoño, y con la llegada de las vacunas de Pfizer y Moderna adaptadas a las nuevas variantes de ómicron, comenzará una nueva campaña de vacunación en España contra la covid (la cuarta dosis). En principio, arrancará con los mayores de 80 años y personas que son atendidas en residencias, anunció. Aunque todavía no se han concretado fechas específicas, «todo apunta a que sea en otoño», «en la segunda quincena de septiembre, con vacunas adaptadas a las nuevas variantes». 

La decisión final sobre el refuerzo vacunal contra el coronavirus está en manos de los organismos competentes pero en la Gerencia de Asistencia Sanitaria de Soria son conscientes de que el visto bueno puede llegar en cualquier momento. Por eso, tienen ya «todo preparado» para que, en cuanto lleguen las «instrucciones» de la comisión nacional y estén aquí las primeras dosis, se pueda reactivar la maquinaria de vacunación, reconoce el gerente, Enrique Delgado, quien recuerda no obstante que esta cuarta dosis ya se ha puesto a personas inmunodeprimidas. 

«Tenemos los medios y sabemos cómo hacerlo, pero estamos a la espera de las indicaciones oportunas. La Comisión de Vacunas del Consejo Interterritorial tiene que indicar el ritmo, cuándo van a llegar las vacunas y cómo se van a poner», concreta el responsable sanitario soriano, que cree que «posiblemente se va a poner la cuarta dosis antes de que empiece la vacunación de la gripe». 

Vacunar en los centros de salud

El reparto territorial y temporal que se haga de las vacunas a nivel nacional y regional será el que determine el ritmo de vacunación en Soria, si bien la idea inicial de la Gerencia provincial es repetir el modelo de los anteriores procesos de vacunación frente a la covid-19, con «un punto centralizado -en Soria capital- y vacunación también en los centros de salud». Se «demostró» que fue un modelo «confortable y rápido», y «los equipos de vacunación están ya montados y costaría poco volverlos a poner en marcha», justifica Delgado. En este sentido, recuerda, no se ha llegado a cerrar en ningún momento el punto de vacunación frente a la covid-19 instalado en el hospital Virgen del Mirón, por lo que el equipo de vacunación sigue operativo y la llegada de la cuarta dosis solo supondrá incrementar la actividad. En lo que va de mes se han vacunado cerca de 200 personas en este punto del Mirón. Todo está listo pero, no obstante, insiste el gerente, «la decisión final va a depender de la decisión de la Comisión de Vacunas (donde están representadas todas las Comunidades Autónomas) y de la disposición de vacunas».

¿Vacunar de covid y gripe a la vez?

Desde la Gerencia asumen que la cuarta dosis frente al coronavirus llegará este otoño y es posible que coincida con la vacuna de la gripe, por lo que analizan ya cómo se podrán «articular» ambas inyecciones. 

Es «posible» que se pongan las dos «simultáneamente», admite el gerente, recordando que en 2021 ya se hizo así. Pero cabría también la posibilidad de que la vacuna frente a la gripe se retrase para «poder coger también el periodo del primer trimestre del año siguiente», como se hizo el año pasado, lo que las podría distanciar. Sea como sea, Delgado aboga por seguir obviamente las recomendaciones de los expertos en función de «cómo venga la epidemia» de la gripe pero, también, tratar de buscar la estrategia que permita «inmunizar a la mayor población posible» frente a ambos virus ya que, avisa, «llevamos dos años que, por el tema covid, no ha habido grandes epidemias de gripe y hay cierto temor a que haya una epidemia más explosiva en cualquier momento». Además, recuerda, este otoño-invierno será el primero en pandemia sin mascarillas, la herramienta barrera que se ha impuesto como la más eficaz, y «preocupa mucho». «Llevamos dos años sin epidemia de la gripe y la explicación es evidente, las medidas de protección individual. Si estas medidas se quitan, lo lógico es volver a la situación previa y puede haber una epidemia fuerte de gripe», aventura. Y, repara, «la gripe puede producir los mismos -o más- problemas que el covid».  

Precisamente por ello, insiste en la necesidad de «inmunizar a la mayor cantidad de población posible y, especialmente, a los más vulnerables», es decir, «a mayores de 65 años o personas con patologías crónicas» y «a personal  sanitario y esencial que está en contacto con pacientes». «Este año debería haber un esfuerzo para impulsar la vacuna de la gripe», recalca. 

La decisión se adoptará en instancias mayores pero, recuerda, hay ya experiencias previas que han dejado una pista de cómo reacciona la población cuando se 'ofrecen' ambas vacunas (gripe y covid) a la vez: «El primer año, en 2021, se vacunó conjuntamente de gripe y covid y hubo una gran aceptación de la vacuna; pero el año pasado, que parece que ya había pasado el miedo, las cifras de vacunación de la gripe fueron muy inferiores», rememora. 

La segunda dosis de refuerzo llegará previsiblemente en cuestión de semanas para los mayores de 80 años pero, no obstante, desde el ámbito sanitario se recuerda a la población que aún está pendiente de iniciar o completar su pauta de vacunación que está disponible el punto de vacunación del Mirón.

Los primeros: mayores de 80

En principio, según ha anunciado ya el Ministerio de Sanidad, la vacunación de la segunda dosis de refuerzo frente a la covid-19 comenzará por los colectivos más vulnerables, las personas de más de 80 años y aquellas que viven en residencias de ancianos, para luego ir descendiendo por edad para administrarla a los mayores de 60 años. No obstante, cabe recordar, la cuarta dosis se lleva pinchando en España desde enero a los pacientes con inmunodeficiencias.

La importancia de vacunarse

Implantar medidas de contención como cuarentenas, aislamientos, o incluso volver al uso generalizado de la mascarilla, se aprecia complicado en estos momentos de la pandemia, de modo que la vacunación masiva se ha posicionado como la única manera de proteger de enfermedad grave a la población más vulnerables. «Hay que insistir en la importancia de la vacuna, porque es el arma más poderosa que tenemos para luchar contra este tipo de enfermedades», repara el gerente de Asistencia Sanitaria de Soria, Enrique Delgado. 

Cuando llegue el invierno...

Aunque las estadísticas hay que tomarlas con prudencia ya que, tras el cambio de estrategia, los datos de contabilidad son limitados (la incidencia solo se contabiliza ya en mayores de 60 años), lo cierto la circulación del coronavirus es la más baja en lo que va de año: 180 casos por 100.000 habitantes en siete días. La séptima ola parece que va tocando su fin y, aunque «la experiencia dice que siempre hay que estar cautelosos porque este virus es impredecible y puede llegar otra variante, y el virus sigue ahí y sigue circulando», lo cierto es que la «situación ahora es más tranquila», asume el gerente de Asistencia Sanitaria, Enrique Delgado. A estas alturas ya nadie ignora que, tras el cambio de contabilidad, las estadísticas no reflejan la magnitud real y la transmisión ha sido enorme en los últimos meses pero, a pesar de ello y de la casi total ausencia de medidas de protección en esta séptima ola, lo cierto es que el hospital no ha llegado a la saturación y la UCI está en los niveles de ocupación más bajos desde que comenzó la pandemia, por lo que el virus ha pasado a tratarse ya «como otros virus» a nivel hospitalario e, incluso, se han flexibilizado las visitas (se permite un paciente por habitación y visitar a los pacientes covid, con las medidas de protección oportunas). También en las consultas de Primaria se ha retomado ya la normalidad tras el pico de julio. En este escenario, Delgado asume que «hay que recuperar la vida normal» porque «no podemos vivir como en 2020». Aunque, avisa, «el virus sigue y hay que tener cuidado y proteger especialmente a las personas más vulnerables». En este sentido, y de cara al invierno, emplaza a «pensar que, en ambientes cerrados y no ventilados, los virus se transmiten con facilidad y quizá es aconsejable usar mascarilla».