scorecardresearch

Mañueco avisa a Vox que la igualdad "no es negociable"

SPC
-

El candidato asegura que no tiene líneas rojas "pero sí principios" y avanza que "si alguien piensa que el PP va a dar un paso atrás en defender la igualdad social, laboral y de oportunidades entre hombres y mujeres se equivoca"

Mañueco avisa a Vox que la igualdad "no es negociable" - Foto: Ical

El presidente del PPCyL y candidato a la reelección en la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, advirtió hoy a Vox que la igualdad "no es negociable" y expresó, desde el mandato pedido por las personas de la Comunidad tras el 13F, su aspiración de formar un Gobierno en solitario, para cuya negociación no plantea 'líneas rojas', pero "sí principios que son irrenunciables" y pone sobre la mesa el programa de su partido, como ganador de las elecciones.

Durante su intervención en la clausura de la Junta Directiva Autonómica, Fernández Mañueco, recalcó, como primera reflexión, que el Partido Popular ha ganado las elecciones porque ha tenido más votos y escaños. "Si alguno tiene alguna duda, que nos acompañe a cualquier rincón de Castilla y León porque nos felicitan", anotó.

"Las personas de esta tierra nos han pedido diálogo, yo me siento cómodo en el diálogo", recalcó Fernández Mañueco, que avanzó que iniciará ese proceso por quien ha tenido más representación en las Cortes, en referencia al PSOE. "Quien ha decido la representación han sido las personas de los 2.248 municipios de las nueve provincias, si no se entiende no vamos a ir por un buen camino para formar Gobierno", subrayó.

En ese proceso de diálogo con todos, explicó que se tiene que poner encima de la mesa el programa del PP, como referencia por ser quien ha ganado las elecciones, y aseguró que no hay 'líneas rojas', pero "sí principios irrenunciables", que centró en la igualdad, la cohesión territorial, la integridad autonómica, la defensa del estado autonómico y la unidad de España y la integración en Europa.

"Las personas de esta tierra nos han pedido diálogo, la igualdad no es negociable, si alguien piensa que el PPCyL va a dar un paso atrás en igualdad social y de oportunidades, se equivoca", precisó. De la misma manera, siguió que la cohesión territorial "no es negociable" y advirtió de que, tras el esfuerzo realizado en estos años, no se va a ceder "a chantajes de unas provincias por otras". "La integridad autonómica no es negociable no vamos a trocear Castilla y León, se equivoca de cabo a rabo" quien lo crea, recalcó.

La lista de principios que dejó sobre la mesa como innegociables se extendió al modelo autonómico y la defensa de unidad de España, porque "no vamos a desmembrar nuestro país", pero también a la integración en Europa, que, como subrayó, ha supuesto la vacunación, la PAC o las infraestructuras. "Se equivoca de cabo a rabo", remarcó, quien piense que el PPCyL va a renunciar al proyecto europeo.

"Esto no va de sillones, sino de políticas concretas a favor de la gente, se equivoca quien hace números y pide lo mismo que hace tres años, porque quien ha ganado estas elecciones el PP", avisó, en una clara referencia a Vox, que ya ha pedido la vicepresidencia y lo mismo que tuvo Ciudadanos como socio.

Por ello, proclamó que "todas las hipótesis de Gobierno pasan por el PP de Castilla y León", si bien pidió a su partido que actúe con inteligencia y moderación para liderar este proceso "con templanza y sin ruido" y pensando personas de la Comunidad. "Tengo la capacidad, decisión y firmeza para encabezar este proceso y conseguir un gobierno eficaz y estable. Dialogaré con todos hasta la extenuación", aseguró.

Fuerte y estable

Se preguntó lo que significa un gobierno fuerte y estable, al que aspira, para responder que no quiere un ejecutivo "débil y fracturado" como el de coalición de Pedro Sánchez. Así, explicó que un gobierno fuerte y estable no tiene que ser necesariamente de coalición y se decantó por presidir uno en solitario surgido de un pacto parlamentario.

"Os pido el respaldo para liderar el diálogo", lo que, tras recibir el aplauso de los asistentes, consideró que cuenta con su respaldo para iniciar el proceso y contar con "un gobierno con pilares firmes, sin trajes prestados, ni la espada de Damocles, pero que cuenta con la experiencia para abordar los retos del futuro. "Que ninguno contribuya al debate del ruido, lo que guía nuestros pasos en este momento es el interés general de Castilla y León por encima de cualquier cosa", sentenció.

En una reflexión de los resultados electorales, admitió que "las cosas podían haber sido de otra manera, pero han sido como han sido" y aseguró que se inicia "una etapa ilusionante" y cuenta con todos porque el PP es "el partido de esta tierra y estará a la altura de las circunstancias".

"Los castellanos y leoneses han elegido nuestro proyecto para impulsar el futuro", afirmó, para mostrarse orgulloso del resultado recibido. "Convoqué estas elecciones para que el futuro de Castilla y León no se decidiera en despachos y sobre todo con transfugas", destacó.

Por tanto, manifestó que no hay "riesgo ni la amenaza de una moción de censura" y añadió que "los que apostaron por mociones de censura y por la falta de transparencia", como el PSOE y Cs, "han perdido las elecciones", con 19 escaños menos.

"Los ciudadanos han hablado alto claro y que gobierne el PP y el mandato ciudadano es claro, un Gobierno del PP con diálogo y con acuerdo así voy a actuar", concluyó, para felicitar tanto a la dirección nacional, con Pablo Casado a la cabeza, como a los presidentes autonómicos que le han respaldado, a las direcciones provinciales y a la dirección de la campaña.

Por último, indicó que en la reunión "se ha hecho autocrítica" y que se realizará una valoración más intensa para corregir algunos elementos ante las próximas elecciones municipales de mayo de 2023.