La Princesa se hace mayor

José Miguel Blanco (EFE)
-

Leonor de Borbón sopla 15 velas con un enorme sentido de la responsabilidad que la confirma como digna Heredera a la Corona

España tiene a partir de hoy una Princesa de Asturias quinceañera, edad que la aboca a una creciente actividad institucional condicionada temporalmente por la pandemia. Doña Leonor cumple 15 años dos semanas después de que por segunda vez en su vida entregara en Oviedo los galardones que llevan su título, un escenario en el que sus palabras, sus gestos e incluso su vestuario (por vez primera con zapatos de tacón), denotaron que dejó atrás la niñez y avanza en el aprendizaje del papel que está llamada a desempeñar.
Su vida ha sufrido en ese período cambios idénticos a la de la mayoría de adolescentes, que, a consecuencia del coronavirus, han visto cómo tenían que recluirse en casa, modificar hábitos y seguir sus clases por videoconferencia. 
Junto con su hermana, en pleno confinamiento, se sumó a la ola de solidaridad ante el momento que vivía España y, en un vídeo difundido por Zarzuela, recordó el sufrimiento de quienes habían perdido a algún familiar a causa de la enfermedad y agradeció su labor a todos los que estaban ayudando. «Todos sois importantes», aseguró entonces la Princesa en la que fue su segunda presencia pública del año tras acompañar a sus padres el pasado 3 de febrero a la sesión de apertura solemne de las Cortes. Casi todas las demás estuvieron ligadas a la pandemia.
La edad de la Sucesora le hace ser ya plenamente consciente de lo que representa y de lo que supone la Monarquía.La edad de la Sucesora le hace ser ya plenamente consciente de lo que representa y de lo que supone la Monarquía. - Foto: EFEAsí, de luto, participó junto al Rey, Doña Letizia y la infanta Sofía en un minuto de silencio por las víctimas de la COVID-19, asistió al acto central de homenaje en el Palacio Real, y en su discurso en la entrega de los Premios Princesa de Asturias llamó a la responsabilidad de los jóvenes ante el coronavirus.
La edad de la Sucesora le hace ser ya plenamente consciente de lo que representa y de lo que supone la Institución. Y también puede entender el alcance de una situación como la que ha llevado a su abuelo, Don Juan Carlos, a abandonar España ante una coyuntura que ha servido para alimentar los argumentos de quienes desean acabar con la Monarquía.
De esta forma, Leonor se prepara para su papel como Heredera de la Corona, ese que la Reina no dudó en recordar cuando este verano, en Baleares, una joven le preguntó que quería ser de mayor. «Lo que tiene que, no lo que quiere ser», recordó Doña Letizia.


Incógnitas

Sus 15 años atisban ya un incremento paulatino de su presencia institucional y acercan la respuesta a interrogantes como si tendrá formación militar, de qué tipo, qué estudios realizará, si cursará alguno en el extranjero. 
También cuándo representará por vez primera a España en algún evento internacional, un estreno que su padre protagonizó en Cartagena de Indias cuando tenía los mismos años que ahora cumple la Princesa. De momento, Doña Leonor, cada vez más desenvuelta en sus apariciones en público pero aún sin abandonar la timidez, continúa con su preparación. 
Hasta su mayoría de edad seguirán despejándose incógnitas sobre su futuro, y cuando el 31 de octubre de 2023 cumpla 18 años, deberá jurar ante el Congreso, al igual que lo hizo su padre, fidelidad a la Constitución.