scorecardresearch
José Luis Bravo

SOPA DE GUINDILLAS

José Luis Bravo

Periodista


¿Evolución o involución?

10/09/2022

Hace justo un año que, en esta misma columna hacía referencia a la encrucijada de ¡Soria Ya! ante las elecciones generales del año 23. Ignoraba aún que habría comicios anticipados en Castilla y León y que además iban a suponer un éxito absoluto que supuso ponerse por delante de los dos grandes partidos y sumar más procuradores que entre ambos juntos. Ahora la historia es muy diferente.

Sigue habiendo un laberinto, porque hay municipales a la vista y eso ya es otro cantar, y porque ¡Soria Ya! ha pasado de agrupación de electores a partido político. No es una cuestión menor. Los partidos requieren de una organización jerarquizada y una ideología que marque objetivos claros. Y en esas andan, porque el fundamento para aspirar a representación en las Cortes de la comunidad o en la Carrera de San Jerónimo se construyó ante la expectativa de poder presionar ante gobiernos regionales y nacionales para combatir, vía presupuestaria sobre todo, la alarmante pérdida de población que acusa la provincia, pero la aritmética no resultó propicia y los tres procuradores no son decisivos para nada. Proponen, pero no disponen.

En unas elecciones municipales la cosa es muy distinta. Si ¡Soria Ya! decide al fin concurrir a las mismas deberá planificar su propuesta en base a programas que se sustenten en presupuestos propios y un proyecto de ciudad o pueblo en cada localidad en la que se presenten. Obviamente se va a perder una parte muy importante de esa simpatía generalizada que han disfrutado desde la fundación de este movimiento.

No quiero ser agorero, pero como los años dan experiencia y conocimiento, merece la pena analizar lo acaecido con partidos o agrupaciones sorianistas que han nacido, crecido y muerto desde que recuperamos la democracia. Ninguna ha sobrepasado las tres legislaturas. Existió un GIS, Grupo Independiente Soriano, promovido por los constructores. Duró sólo una. También ADEIS, Agrupación de Electores Independientes de Soria que llegó a gobernar la Diputación con apoyo del PSOE. Más recientemente IDES, Iniciativa para el Desarrollo de Soria que también alcanzó poder con el PP en la capital. Luego pasó a la oposición y desapareció. El penúltimo ejemplo es la ASI, Alternativa Soriana Independiente que tocó poder con el PSOE pero terminó desapareciendo y remata la nómina el grupo Sorianos que pasó, con su único concejal, sin pena ni gloria por el consistorio capitalino.

No pretendo con esta siniestra estadística desanimar a ¡Soria Ya!, pero me apuesto el bigote a que la política partidista les alejará de la calle y de los ciudadanos que, sin impedimentos ideológicos, les han venido apoyando desde hace mucho tiempo.