Almazán custodia piezas de arte en espera de ser restauradas

Henar Macho
-

Hay dos cuadros de grandes dimensiones y un grupo escultórico de temática religiosa

Almazán custodia piezas de arte en espera de ser restauradas

Al igual que las tablas de Hans Memling hay más piezas históricas que el Ayuntamiento de Almazán mantiene custodiadas y que podrían ser objeto de restauración en un futuro. Sobre las tablas del artista alemán, que se exhiben permanentemente en el Centro de Recepción de Visitantes (en el Palacio de los Hurtado de Mendoza), recibieron el año pasado 2.427 visitas, según los datos que ofrece el centro. Pero para José Ángel Márquez, el cronista de Almazán, hay otras piezas artísticas del Ayuntamiento adnamantino que merecen ser restauradas. 
«Existe un cuadro del Ecce Homo con un marco inscrito pero que se encuentra muy deteriorado», detalla el cronista, que añade que se trata de una obra de finales del siglo XVI. «Son piezas que tampoco tienen la calidad de la tablas de Memling pero les vendría muy bien una restauración», sostiene Márquez. Además, hay un pequeño grupo escultórico de bulto redondo que representa a Santa Ana y el niño, que datan del siglo XVII y que «siempre ha estado ahí».
deterioro. En la Puerta de Herreros se alzó durante muchos años un crucifijo de estilo gótico de madera de nogal. La imagen sufrió el deterioro provocado las inclemencias del tiempo y las deyecciones de las aves. «Hubo un intento de robo hace años y también fue recogido para protegerlo», detalla el cronista. «Es un poco desproporcionado y ha padecido los daños de estar a la intemperie, como la pérdida de policromía, por lo que necesita una restauración», alerta. 
El cronista de Almazán describe otros dos cuadros de grandes dimensiones que están gravemente afectados por la humedad. «Al parecer proceden de la iglesia de Nuestra Señora del Campario». Se trata de La Anunciación y La Visitación, de autor anónimo y que se fechan en el siglo XVII. «Quizá podrían atribuirse a Urbán Manuel de Pedreguera, que doró el retablo donde estaban», sostiene Márquez.
Desde el Ayuntamiento muestran su disposición para poner en valor estas piezas aunque no de forma inminente, porque hay otros elementos patrimoniales que requieren una mayor atención y, sobre todo, financiación para su restauración. Las fuentes consultadas apuntan a que de momento hay otras prioridades, como las obras de conservación de la muralla de Almazán, que se alzaría como el «proyecto estrella» de la corporación municipal. Desde el Ayuntamiento, como están pendientes las obras de la muralla en una nueva fase, no se va a solicitar este año la ayuda del 1,5% Cultural. Por ahora, se actuará en la parte siguiente de la muralla, por la que ha apostado el Ayuntamiento de Almazán también en esta legislatura.