Los ojos de Google en Soria

Bárbara Gimeno
-

El fotógrafo soriano Valentín Guisande realiza tours panorámicoscon la tecnología de Street View para diferentes negocios con elobjetivo de favorecer su promoción en el famoso buscador

Los ojos de Google en Soria

Si hay alguien que ha inmortalizado Soria de mil y una maneras diferentes, ese es Valentín Guisande. Una vez más, el fotógrafo se ha lanzado a la aventura con su cámara, en esta ocasión para capturar la belleza interior de los cientos de negocios de nuestra ciudad y así poder promocionarlos a través de Google.

Su carrera es muy extensa y goza de un gran reconocimiento: lo hemos visto como fotoperiodista durante más de 25 años, también capturando recuerdos en Focal 400, el estudio fotográfico que dirige junto a su mujer. Valentín ha retratado la belleza de la naturaleza y la fauna soriana en trabajos como su último libro, presentado en diciembre de 2020, Guía de la Fauna de Valonsadero y, para mantenerse activo y probar cosas nuevas, hace un tiempo decidió lanzarse a la aventura de Google Street View. 

RESEÑAS Y PANORÁMICAS. La relación de Valentín con Google viene de lejos. El soriano disfruta escribiendo reseñas y adjuntando fotografías en Google Maps sobre diferentes lugares y negocios de la provincia. Sus comentarios han tenido ya más de 20 millones de visitas y cuenta con el nivel 8 de Local Guide, una medalla que otorga Google a aquellos que contribuyen añadiendo este tipo de información a sus plataformas. 

Los ojos de Google en SoriaLos ojos de Google en SoriaEsta estrecha actividad con el gigante de internet le llevó, en 2016, a interesarse por la tecnología Street View, que permite, a través de una serie de panorámicas, mostrar el interior de diferentes negocios para que estén al alcance de cualquiera sin tener que salir de casa. Cinco años después, ya ha inmortalizado más de 50 negocios. «El funcionamiento es similar al del coche de Google que fotografía las ciudades pero que, obviamente, no puede acceder a los locales», apunta Valentín. El fotógrafo nos explica que, para llegar a ser el único fotógrafo certificado de Google, tuvo que pasar un examen, realizar una serie de prácticas y presentar incluso un pequeño proyecto. Una vez obtuvo su certificación, se equipó con un trípode, una rótula (cabezal específico para fotografía panorámica) y un objetivo gran angular u ojo de pez que le permiten realizar estos tours panorámicos.

TECNOLOGÍA STREET VIEW. «Una vez preparas el presupuesto en base al número de panorámicas que puedes sacar de un negocio, y llegas a un acuerdo con el cliente, -explica el soriano- ya puedes comenzar». Cualquiera que quisiera ponerse en contacto con Valentín puede hacerlo a través de su mail, vaguisande@gmail.com; la única exigencia es que el negocio tenga su propia ficha creada en Google. 

Para lograr estas panorámicas, se debe ir moviendo la rótula para capturar fotografías a 0º, 90º, 180º y 270º. En cada uno de los movimientos se toman tres fotografías, una estándar, una sobreexpuesta (más iluminada de lo normal) y una subexpuesta (con una iluminación menor). Una vez tenemos las 12 fotografías, el siguiente paso es soldarlas con un programa especial, propiedad de una empresa asociada a Google y que cobra un pequeño canon, para obtener una panorámica de 360 grados. El paso final, explica Valentín, es sencillo :«una vez tienes las panorámicas deseadas, debes ordenarlas, enlazarlas unas con otras y enviárselas a Google, que en un par de días suele validarlas y publicarlas». 

Este servicio favorece la visibilidad de los negocios y locales al estar disponible a nivel global, haciendo posible que una persona pueda verlo sin importar si se encuentra en Estados Unidos, Inglaterra o Zaragoza. Como nos cuenta el fotógrafo, «en estos tiempos que vivimos es una gran opción también para que la gente vea los negocios que siguen abiertos en la ciudad, las medidas que tienen en su interior y los espacios con los que cuentan». Además, subraya, es algo que perdura en el tiempo y que, de haber una reforma en el local o cualquier cosa que el cliente quisiera reflejar, «se podría modificar sin problemas». 

Los negocios que ya cuentan con sus tours panorámicos de la mano del fotógrafo son variados: desde restaurantes y bares como el Santo Domingo, el Trashumante o Café-Pub Ogham hasta tiendas de decoración como Regalos Calavia o Lola Glamour (Almazán), también clínicas dentales, ferreterías o establecimientos como Numanguerrix. «Lo próximo que voy a retratar es el Mercado Municipal, un recorrido por todos sus puestos para que cualquier persona lo pueda ver esté donde esté. La verdad que hacer estos trabajos con tan alta calidad me enorgullece bastante». 

La tecnología evoluciona a pasos agigantados y, en este ‘renovarse o morir’ no queda más que apostar por nuevas ideas. «Ha cambiado todo tanto desde que empecé a trabajar...antes se trabajaba con negativos en blanco y negro que revelabas en un cuarto oscuro a papel. Después vino el digital, y ahora estamos viendo el boom de las redes sociales y de sitios como Google. Esto va evolucionando y, si se quiere seguir adelante, hay que estar al día».