El Prat, epicentro de las protestas contra el fallo del 1-O

Agencias
-

Las fuerzas de seguridad consiguen dispersar a los últimos jóvenes que aún permanecían en el aeropuerto. La batalla campal entre manifestantes y agentes se salda con la cancelación de 110 vuelos y un balance de 78 heridos

GALERÍA

Disturbios en El Prat entre manifestantes y Mossos

Agentes de los Mossos d'Esquadra y de la Policía Nacional han despejado en torno a las 23,00 horas los accesos por carretera a la Terminal 1 del aeropuerto de El Prat, por lo que esta infraestructura va recuperando poco a poco la normalidad.
Aunque un grupo de manifestantes ha lanzado piedras a la policía y ha montado un pequeño fuego en la carretera usando ramas y otros objetos, finalmente, agentes de ambos cuerpos han logrado dispersar a los jóvenes que aún mantenían la protesta.
Así pues, vehículos privados y transporte público ya pueden acceder por carretera de nuevo a la T-1, y varias decenas de furgonetas policiales van abriendo paso para recuperar también la circulación en sentido Barcelona. La reapertura del tramo de la L9 del metro entre la Terminal 1 y la Terminal 2 también facilita la vuelta a la normalidad en el aeropuerto de Barcelona, cuyos accesos se han colapsado a primera hora de la tarde, poco después de que el colectivo Tsunami Democràtic llamara a concentrarse en el aeropuerto para protestar por las penas de cárcel impuestas a los dirigentes independentistas.


Los concentrados se resisten a abandonar El PratLos concentrados se resisten a abandonar El Prat - Foto: Toni AlbirUna hoguera para iluminar a los últimos concentrados

Poco antes de que El Prat comenzara a recuperar la normalidad, decenas de manifestantes desalojados habían dejado de alejarse de la infraestructura para concentrarse de nuevo, dejando cortada durante unos momentos la circulación de la carretera de acceso a la terminal T1.
Los manifestantes se habían quedado a diversos metros de los agentes de Mossos d'Esquadra y Policía Nacional, donde habían protestado durante horas por la sentencia del juicio del 1-O. Una parte de los jóvenes sí abandonó la protesta cuando el colectivo Tsunami Democràtic la desconvocó poco antes de las 22,00 horas aunque han avisado de que mañana convocará nuevas movilizaciones.
Pero aún quedaba un grupo de manifestantes que usaron carros portaequipajes a modo de barricadas y vaciaron extintores y lanzaron objetos contra los policías, Mossos d'Esquadra y Policía Nacional, que avisaron a los concentrados de que intervendrían si no cesaban en su actuación, y finalmente han cargado y lanzado proyectiles de foam para desalojar el aparcamiento.
Poco después se han sucedido los enfrentamientos en el exterior de la Terminal 1, y se han repetido las cargas policiales hasta que la Policía ha conseguido desplazar al grueso de los manifestantes de las inmediaciones de la T-1.

 

Más de medio centenar de heridos

El Sistema d'Emergències Mèdiques (Sem) ha atendido a 78 personas, en su mayoría en el aeropuerto, donde se han congregado unas 8.000 personas dentro y en los alrededores de la infraestructura. Según ha informado el Sem, ha habido otras tres atenciones en otras protestas en Cataluña, y del total, 16 están activas y 21 finalizadas (17 altas y cuatro traslados a centros sanitarios). 
La protesta convocada por el colectivo Tsunami Democràtic con el fin de colapsar el aeropuerto de El Prat ha provocado momentos de tensión entre manifestantes y Mossos d'Esquadra, que han tenido que cargar contra parte de los concentrados ante el riesgo de que pudieran acceder por la fuerza al interior de las instalaciones aeroportuarias. En el Aeropuerto ha sido detenida una persona por un presunto delito de atentado a la autoridad, han indicado fuentes de los Mossos d'Esquadra. 
La actuación policial ha tenido lugar esta tarde en la planta 0 del aeropuerto, en la zona del aparcamiento de taxis, frente a la puerta de Llegadas, según han explicado fuentes policiales. La carga más contundente se ha realizado en esta zona exterior donde se han usado porras contra los manifestantes y se han lanzado salvas y proyectiles de foam. Al menos tres periodistas que cubrían los incidentes han explicado a través de las redes sociales que durante las cargas han sido golpeados pese a llevar el distintivo de medio de comunicación. 
Según la policía autonómica, la actuación ha permitido "ganar espacio y seguridad" en esta zona del aeropuerto, donde se han concentrado miles de personas para protestar por la sentencia del procés. A primera hora de la tarde, efectivos de la policía autonómica han realizado ya una primera carga contra un grupo de manifestantes en el acceso de la estación del metro del aeropuerto de El Prat, actuación que ha acabado con un detenido.
Por otra parte, agentes de la Policía Nacional han identificado a varias personas en este vestíbulo del metro, aunque no han llevado a cabo ninguna detención.

 

Refuerzo de las medidas de seguridad

Los Mossos d'Esquadra y la Policía Nacional han reforzado las medidas de seguridad para acceder al aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat ante las llamadas a bloquear las instalaciones en protesta por la sentencia del procés por parte de colectivos independentistas.
Esta mañana se ha incrementado considerablemente la presencia policial en el aeropuerto barcelonés y solo se permite el acceso al vestíbulo de las terminales con tarjeta de embarque.
La plataforma Tsunami Democràtic ha llamado a paralizar la actividad del aeropuerto a través de su canal de Telegram, donde además ha colgado un enlace en el que se pueden descargar tarjetas de embarque para que los manifestantes puedan acceder al recinto.
Ahora, la Policía también está pidiendo el DNI para comprobar que las tarjetas de embarque se corresponden con el documento de identidad de los pasajeros.
En el vestíbulo de la T-1 se ha incrementado el número de pasajeros y se han podido oír algunos gritos de "libertad presos políticos".
Por otra parte, Renfe ha suspendido el servicio de trenes al aeropuerto por orden de los Mossos d'Esquadra debido a las aglomeraciones en los andenes de las estaciones por donde pasan los trenes en dirección a El Prat.

 

Cancelados al menos 108 vuelos por las protestas

Al menos 108 vuelos se han cancelado en el Aeropuerto de Barcelona debido a las protestas que desde este mediodía tienen lugar en la infraestructura y la mayoría de los que llegan y despegan sobre las 18,00 horas de este lunes lo hacen con retraso. 
Así lo ha informado Aena en un apunte en Twitter:

 

 
Vueling ha informado de que se ha visto obligada a cancelar un centenar de vuelos en el Aeropuerto de Barcelona y no descarta 20 cancelaciones para mañana. 
Fuentes de la aerolínea han explicado que "las tripulaciones no están llegando en el cambio de turno", y el mismo problema está sucediendo en los servicios de handling y en los filtros de seguridad. 
El Aeropuerto de Barcelona-El Prat opera unos 900 vuelos cada día, han informado fuentes gubernamentales. 

 

Los Mossos mandan un aviso a los manifestantes

Los Mossos d'Esquadra han advertido este lunes de que acceder a las zonas restringidas de los aeropuertos constituye un "delito grave".
En su cuenta de Twitter, la policía catalana ha lanzado este aviso coincidiendo con la presencia de miles de manifestantes concentrados en las inmediaciones del aeropuerto de El Prat.
Miles de manifestantes se concentran en las inmediaciones del aeropuerto barcelonés secundando la llamada a través de redes sociales de Tsunami Democràtic de "colapsar" y "paralizar" esta infraestructura.
"Os recordamos que acceder a zonas restringidas de los aeropuertos constituye un delito grave. Seguid las indicaciones policiales en todo momento", han escrito los Mossos en las redes sociales.


Previamente, la policía catalana ha publicado otro tuit en el que señalaba que ante las concentraciones que se están produciendo en todo el territorio es "importante que, por seguridad, los concentrados sigan las indicaciones policiales".
AENA, organismo del que depende el aeropuerto del Prat, se ha hecho eco del tuit de los Mossos con el aviso de que acceder a zonas restringidas constituye un "delito grave".

 

Miles de pasajeros afectados

Entre 6.000 y 8.000 pasajeros, según fuentes policiales, se amontonan en el interior de la Terminal 1 del Aeropuerto de Barcelona-El Prat. Muchos de ellos se encuentran esperando en la planta de llegadas del aeropuerto, algunos sentados en sillas y otros en el suelo, aunque también hay muchas personas en la planta de las salidas, y hay largas colas en cafeterías y restaurantes. 
La gente en el interior de El Prat no sabe qué está pasando en el exterior, donde hay miles de concentrados y se han dado algunas cargas policiales, y tampoco encuentran información de los medios de transporte con los que llegar a Barcelona.