scorecardresearch

Un nuevo premio para voces Dearte

S.Almoguera
-

El Concurso Internacional de Canto crea un nuevo galardón que llevará el nombre de Francisco Mejorada, creador del certamen

Un nuevo premio para voces Dearte

La novena edición del Concurso Internacional de Canto Un Futuro DeArte, que organiza la Fundación DeArte de Medinaceli dentro de su Festival Lírico, rendirá un sentido homenaje a su fundador, Francisco Mejorada. El certamen incorporará a su palmarés un nuevo galardón que llevará su nombre y que, destaca la directora de la competición, Virginia Cortés, estará destinado a distinguir «una voz muy concreta y especial». Será una de las sorpresas que reservará una última prueba del certamen que se celebrará este domingo 17 de julio, en la gran final del concurso, que tendrá lugar en el claustro del palacio ducal de Medinaceli, y en la que participarán alrededor de diez jóvenes y prometedoras voces del 'bel canto'.  

Ése es, precisamente, el objetivo de este concurso: «Promocionar la lírica y dar oportunidades a los cantantes jóvenes», insiste Cortés. De hecho, los principales premios de este concurso incluyen una actuación en el Festival Otoño Musical Soriano que tiene lugar a lo largo del mes de septiembre en Soria y un papel en una función operística o de zarzuela. 

El esfuerzo de estos cantantes tendrá recompensa también con un primer premio de 3.000 euros, un segundo dotado con 2.000 y un tercer galardón de 1.000 euros al que se sumarán también el que concederá el Público (500 euros) y dos accésit con una cuantía de 300 y 200 euros, respectivamente. 

Para llegar hasta la gran final, esta  semana 22 aspirantes han teniendo que enfrentarse al 'duelo' de la semifinal que tuvo lugar esta semana en el Real Conservatorio de Madrid. A ella estaban llamados a mostrar sus cualidades vocales: María Martín González (soprano), María Crespo Quirós (soprano), Irene Garrido Moreno (soprano), Josu Cabrero Antolín (tenor), Jessica Bogado Corvalán (soprano), Catina Bibiloni Moragues (soprano), Bárbara Fuentes (mezzo), Raquel del Pino (soprano), Johann Sebastian Salvatori (barítono), Martina Licari (soprano), Daniel Romero de la Rocha (tenor), Javier Povedano Ruiz (barítono), Mónica Redondo García (mezzo), Paula Sánchez Valverde (soprano), Carmen Buendía Rueda (soprano), José Martínez Abellán (tenor), Alejandra María Acuña Manrique (mezzo), Laura Cruz Bautista (soprano) y María Teresa Villena Prieto (soprano). «El nivel este año ha sido bastante alto y muy sorprendente. Hay voces muy buenas y nos sentimos muy halagados de que hayan querido participar en nuestro concurso», insiste la responsable del certamen.

proyección. En sólo nueve ediciones, el Concurso Un Futuro DeArte se ha consolidado como uno de los de mayor proyección en España precisamente porque lo que busca es lanzar a los cantantes en su carrera musical. «Los ganadores del año pasado ya están cantando grandes papeles», destaca la directora del concurso. 

De ahí que hayan tenido un alto nivel de inscripción (64 cantantes en la fase previa) de España, pero también de otros países como Colombia, Italia, Paraguay o Cuba. En este sentido, desde la Fundación DeArte son conscientes de que la internacionalización del certamen es aún limitada. A diferencia de otros concursos en los que está permitido participar de forma 'on-line', el certamen de Medinaceli sigue significándose por ser totalmente presencial. «Nosotros, actualmente, no nos hemos planteado que se pueda participar de forma virtual. De momento nos gusta la presencialidad. El sonido nunca va a ser igual a través de la cámara», indica Cortés. 

Aún así, desde la organización se muestran muy satisfechos con la participación que reciben de otros países. En este sentido, subraya la directora del certamen, ayuda el hecho de contar con un jurado «de prestigio» en el que se cuentan Daniel Bianco, director artístico del Teatro de la Zarzuela de Madrid; José Manuel Aceña, director del Festival Otoño Musical Soriano; la cantante lírica Cristina Gallardo-Domas y la propia Virginia Cortés. 

una aria, una romanza. Los finalistas de esta novena edición del concurso tendrán que interpretar de nuevo una aria y también una romanza. Y es que el certamen busca hallar voces versátiles que puedan ser capaces de interpretar ópera y zarzuela, dos géneros que siguen integrando la programación del Festival Lírico de Medinaceli. 

Al mismo tiempo, destaca Virginia Cortés, participar en un concurso de esta tipología siempre es una buena experiencia para los jóvenes cantantes. Es, sin duda, concluye, «una manera de probarse muy interesante». Los nervios, aprender de las actuaciones de otros compañeros son cuestiones que, como asegura la directora de Un Futuro DeArte, curten a los nuevos valores de la música lírica. La gran final tendrá lugar este domingo 17 de julio a las 18.30 horas y, como destaca el director de la Fundación DeArte, Miguel Tugores, será de nuevo una oportunidad para que la localidad de Medinaceli se convierta en el epicentro de la lírica y de los nuevos grandes cantantes que quizá un día actúen en grandes teatros.