El reto de Marta charle

S.Recio
-

La futbolista de Villálvaro afronta su primera temporada en la segunda máxima categoría del fútbol español con el objetivo de llegar a la élite en un futuro

El Reto de Marta charle

Era su primera temporada en el Reto Iberdrola, la segunda máxima categoría del fútbol español. Ahora como sucede con todo el deporte español, está parada hasta nuevo aviso. Marta Charle ha frenado su gran progresión en las filas del CD Parquesol de Valladolid, «la liga se ha parado en nuestro mejor momento», reconoce. En la zona media de la clasificación «llevábamos una racha muy buena, logrando muchas victorias y estábamos mucho más adaptadas a la categoría».
Este parón obligado llega con el descenso lejos y con una gran satisfacción a nivel personal, «en pretemporada tuve mala suerte porque estuve con problemas musculares».Eso le llevó a parar varias semanas, «no pude jugar el primer partido y eso me estuvo lastrando a nivel mental». Coincidiendo con el inicio de la segunda vuelta, la de Villálvaro explotaba y mostraba todas las cualidades que llevaron a esta jugadora a ser una de las más destacadas del club. Ahora asume con resignación el confinamiento, «es lo que toca, lo primero es la salud y tenemos que tener paciencia hasta que todo pase». Lo que sí podemos hacer es repasar cómo ha ido su primera temporada en una categoría tan cercana a la Liga Iberdrola.
adaptación. Lo reconocía la propia Marta Charle, la pretemporada fue un infierno, «notaba molestias musculares en el cuádriceps y al final lo que tenía era una rotura de fibras». Un mes de baja que minó la confianza de la ‘10’ del CD Parquesol, «físicamente no pude realizar toda la carga necesaria y después del primer partido», en el que no pudo jugar, «el problema también estaba en mi cabeza».
Tras varias jornadas en las que iba acumulando pocos minutos, Rubén Jiménez, su entrenador, decide hablar con ella en privado, «tras no jugar ni un minuto en el partido anterior y encontrarme bien, me preguntó qué me sucedía y por qué no estaba dando lo mejor de mí». Esa conversación hizo reaccionar a Charle. «me advirtió de que  si no demostraba lo que soy o no entrenaba bien tiraría un año entero a la basura».
Ese día, en palabras de Marta Charle, «me comí el campo». La semana de entrenamiento fue la mejor de la temporada,«el domingo jugué los 90 minutos y eso me motivó muchísimo». El hecho de que su técnico no realice ese tipo de charlas habitualmente volvía a hacer sentir importante a la soriana,«era lo que más necesitaba». Aun así la regularidad es su cuenta pendiente, «he pasado partidos muy buenos con otros en los que no demostraba lo que me hace buena jugadora».
El máximo rendimiento lo alcanzaba en el primer partido de la segunda vuelta, «volví de las vacaciones de Navidad en perfecto estado físico». Las molestias musculares estaban olvidadas y en ese encuentro ante el Sporting de Gijón Marta Charle volvía definitivamente a ser la jugadora que disfrutaba dentro del terreno de juego.
reto iberdrola. Tras el ascenso la temporada pasada al Reto Iberdrola con el CD Parquesol, Marta Charle ha encontrado en esta categoría grandes diferencias,«no hay equipos débiles, cualquiera te puede ganar, de hecho al líder», el Eibar, «lo empatamos en un partido y perdimos por la mínima en el otro».
A nivel individual, se ha encontrado con un gran cambio físico,«la intensidad es muy alta», asegura, «yo soy de conducir bastante la pelota y ahora un instante de duda significa perder el balón». Tras unos meses duros ahora Charle disfruta de estar muy cerca de la Liga Iberdrola, «es mi sueño, estoy a solo un paso y tengo que seguir trabajando porque me veo capaz de conseguirlo». Por el momento debe permanecer en casa confianza aunque la llama de su sueño está más viva que nunca.