"La idea es crear una marca UVa Soria"

Ana I. Pérez Marina
-
"La idea es crear una marca UVa Soria" - Foto: [Eugenio Gutierrez Martinez.; Eugenio Gutiérrez];

Tanto los estudiantes que accedan a una de las titulaciones del Campus de Soria como los matriculados en alguno de los tres másteres que se ofrecerán el próximo curso podrán beneficiarse de las ayudas que contempla el Plan Soria

Recién terminada la Ebau  (Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad), los alumnos tienen que decidir su rumbo académico de los próximos años. Conocida la calificación, será el momento de decantarse por una carrera. El Campus Universitario Duques de Soria despliega su oferta de cara al próximo curso, en el que arrancará la Facultad de Ciencias de la Salud (Enfermería y Fisioterapia), como una de las novedades destacadas, y en principio se incorporará otro máster en la Facultad de Ciencias del Trabajo. 
Además, todos aquellos alumnos que se matriculen por primera vez en el Campus de Soria tendrán acceso a una «ayuda social» de «unos 600 euros anuales» enmarcada en el Plan Soria, una medida «innovadora en el espectro universitario», compatible con el resto de becas que ofrecen otras administraciones, tal y como pone de relieve el vicerrector del Campus Duques de Soria, José Luis Ruiz Zapatero. También quienes cursen un máster pueden acceder a subvenciones de hasta un 75% del coste de la matrícula, una línea que igualmente forman parte del Plan Soria.
Y, poco a poco, se irán poniendo en marcha proyectos y actividades que dibujen y consoliden la marca universitaria UVa Soria.
Acaba de concluir la Ebau, este año con un ligero descenso en el número de alumnos. Parece que la reducción de estudiantes que concurren a estas pruebas continuará en los próximos cursos, ¿cómo puede afectar al futuro del Campus Duques de Soria?
El descenso ha sido muy ligero, de unos 20-22 alumnos. No es una cifra muy significativa, pero es una tendencia que está ahí. El futuro, en ese sentido, no es halagüeño y está claro que el descenso de la natalidad nos va a influir en los próximos años en la universidad, como no puede ser de otra manera. Estamos intentando arbitrar alguna medida al respecto. Si no hay más alumnos de primero en los grados, habrá que buscarlos en los másteres. Es una de las cuestiones que no está preocupando y estamos trabajando en ello. En la UVa ahora mismo hay unos 1.100 alumnos en másteres y queremos potenciarlo.
En el Campus Duques de Soria están las becas del Plan Soria, que financian la Diputación y la Junta de Castilla y León, que están ahora tramitándose, con cierto retraso. Pero son 200.000 euros y la subvención a los alumnos que se matriculen en máster para este curso pasado y para el siguiente es de un 75% del coste de la matrícula.
¿Qué másteres ofrece el Campus?
Ahora mismo tenemos dos, uno en la Facultad de Traducción e Interpretación [Traducción Profesional e Institucional] y otro en Agrarias [Bioenergía y Sostenibilidad Energética]. Ambos están en reconversión. El máster de Agrarias ha pasado recientemente a 60 créditos, a poderlo cursar en un año, y el de Traducción está también en un proceso de reforma para, en principio, hacerlo más atractivo a los alumnos.
En los másteres hay que utilizar fórmulas más compatibles con los horarios, no podemos pretender que vengan cuatro tardes de cuatro a ocho a dar clase. Particularmente, pienso más en los másteres online, es una apuesta de la UVa y yo espero que al año que viene en Soria podamos contar con otro máster en esa línea. No son fáciles, porque requieren un esfuerzo quizás mayor que los presenciales, pero estoy convencido de que el futuro va por ahí. Espero que el máster sea en Ciencias del Trabajo, aunque es un proyecto que aún está por concretar.
¿Está en riesgo alguna titulación?
El descenso de la natalidad se está notando en toda la Universidad de Valladolid, en los cuatro campus. No nos consuela, obviamente, pero no hablaría de ninguna titulación amenazada ahora.
Agrarias lleva tiempo en la cuerda floja en el número de matrículas. ¿Hay que darle una vuelta a los grados que se ofrecen?
Como vicerrector tengo que ser respetuoso con las decisiones de la Junta de Facultad, pero es una reflexión que en la propia escuela se están haciendo. El mundo de ahora es cambiante, debemos tener claro que las decisiones y cambios de planes universitarios en el futuro tendrán que hacerse más rápidamente. Antes estamos acostumbrados a planes que duraban mucho tiempo y ahora ya no. Entre otras cosas, el mundo laboral evoluciona rápido. Leía un artículo que decía que dentro de 30 años el 50% de las profesiones no están diseñadas ni se están estudiando ahora. ¿Y qué puede hacer el sistema universitario? Puede formar en actitudes, formas de trabajo, pero no en algo específicamente que no sabemos lo que va a ser. Hay un debate interesante que se puede solventar. La universidad puede caminar más deprisa.
Hablando de debates, estos días se ha puesto de manifiesto la posibilidad de que la Ebau se unifique en todas las comunidades autónomas, ¿qué opinión tiene al respecto?
Clarísimo, deberíamos ir a una Ebau que fuera la misma en todo el territorio español. Las 17 consejerías de Educación no pueden plantear, como sucede ahora, exámenes distintos que condicionan de una manera decisiva dónde pueden ir los alumnos. Uno sabe que si hace la Ebau en un sitio tendrá una nota superior y puede entrar en un centro, lo que me parece injusto. Hay que buscar la equidad y volver a lo que había antes, a un examen de ámbito nacional. 
¿Qué oportunidades pueden encontrar en el Campus de Soria los alumnos que se han examinado de la Ebau estos días?
Muchas y diversas. El Campus de Soria toca muchas áreas de conocimiento. Pueden ir a la Facultad de Educación y cursar los grados de Infantil y Primaria; a la nueva Facultad de Ciencias de la Salud, que englobará a las titulaciones de Enfermería y Fisioterapia, ambas muy demandas, con numerus clausus y con una proyección importante; a Ciencias del Trabajo y Relaciones Laborales, donde también pueden cursar un doble grado de ADE y Relaciones Laborales, lo que les permite dos titulaciones en un plazo de cuatro años; cualquiera de las ingenierías en la Escuela de Agrarias, con referencia a las energías renovables; y Traducción e Interpretación que es única, junto con la de Fisioterapia, en el distrito universitario de Valladolid. 
Es una oferta que cubre un amplio espectro y me gustaría añadir, de nuevo, que el Plan Soria para el curso que viene va a subvencionar a los alumnos que se matriculen por primera vez en cualquiera de los grados citados, con una ayuda de carácter social, compatible con las becas de ámbito regional como nacional, que estará en torno a los 600 euros anuales. Creo que es algo completamente innovador en el sistema universitario español. Estuve en el Campus de Teruel, con una problemática parecida al de Soria, y esta medida del Plan Soria les resultaba sorprendente y atractiva.
¿Se va a incentivar de alguna manera a que vengan alumnos de fuera, que tienen más gastos?
La ayuda es para cualquier alumno que se matricule por primera vez, independientemente de que sean de Soria o de fuera. En el Campus tenemos más de 700 alumnos de fuera de Soria, lo que lleva a plantearnos dentro del Plan Soria y del convenio que el rector firmó esta semana con el alcalde que deberían contemplarse ayudas a los alumnos de fuera, al alquiler de vivienda.
Tenemos un proyecto ambicioso, Soria, ciudad universitaria, que lo hemos presentado recientemente y que con la incertidumbre ya despejada vamos a retomar. Es una colaboración transversal con el Ayuntamiento (movilidad, educación, formación, extensión universitaria...). Creo que la ciudad y la universidad no pueden ni deben mirar cada una para un sitio. Estamos al final de Soria, donde la gente viene a pasear a los perros, pero tenemos que ser conscientes de que nos debemos a la sociedad y queremos hacernos más presentes en este ámbito. Puede ser un buen instrumento para trabajar desde el Campus con las distintas concejalías y áreas.