Silvia Aceña: "Evoluciono favorablemente y de esta se sale"

Nuria Zaragoza
-

Parecía una gripe pero resultó ser coronavirus. Unido a su patología previa [diabetes], su cuadro clínico se complicó. Suma 16 días ingresada, parte de ellos en la UCI. «Cuesta» pero lo ha vencido, y lanza un mensaje de optimismo y de agradecimiento

Silvia Aceña: "Evoluciono favorablemente y de esta se sale"

Es la secretaria provincial de SATSE (sindicato de Enfermería). Siempre defendiendo la profesión. Pero el coronavirus le ha obligado a ponerse al otro lado. La cuidadora, ahora, tiene que ser cuidada. Atiende a El Día de Soria desde la habitación en la que permanece en el hospital Santa Bárbara. Silvia Aceña es el claro ejemplo de que se puede plantar cara y superar el coronavirus.
¿Cómo se encuentra?
Cada día mejor. Llevo ya tres días [esta entrevista se hizo el miércoles] en un estado que nada tiene que ver con lo que he pasado, porque he estado muy mal. Ahora estoy recuperándome poco a poco. Esto es lento pero de esto se sale. Mi problema es que soy diabética y es lo que lo ha agravado todo. 
¿Cómo detectó que algo no iba bien?
Llevaba en casa unos días con fiebre y dolores musculares. Me había vacunado de la gripe pero pensaba que no me había hecho efecto. Llegó un momento en que ya mis glucemias se dispararon, me empecé a encontrar fatal y fui a Urgencias con mi marido. Allí no sabían qué hacer conmigo y no sospechábamos para nada que fuera coronavirus porque no tenía tos ni dificultad respiratoria. Pensaron que era gripe pero, cuando me cogieron la muestra, vieron que era negativo, así que decidieron ingresarme. A los tres días empecé con un poco de tos y ya sospecharon y me hicieron una placa. En la primera que me habían hecho en Urgencias estaba limpia pero en esta segunda ya se veía una pequeña masa, posibilidad de coronavirus, así que ya empecé con el aislamiento. He estado muy mal, he estado en UCI, pero tenemos unos profesionales excelentes y es a los que les debo todo. Lo están dando todo y es indescriptible lo que hacen. Se lo merecen todo. Ahora estoy evolucionando favorablemente y de esto se sale. Cuesta pero hay que luchar. Al virus hay que combatirlo. 
¿Sabe cómo se contagió?
No tengo ningún tipo de sospecha. Cada vez hay más casos aquí en el hospital entre compañeros y sí que tuvimos las elecciones unos días antes y hay gente contagiada que estuvo en esas elecciones, pero no lo sé.
Usted fue uno de los primeros casos confirmados en Soria...
Sí, llevo ya desde el día 10. No lo olvido porque era el cumpleaños de mi hija... Lo bueno y lo positivo es que de esto se sale. Hay que lucharlo. La gente que no tenga miedo porque además creo que todavía lo peor está por llegar. Pero la gente tiene que saber que se tiene que estar en su casa, cuidar la higiene de manos es fundamental y que, si no tienes una patología extra, lo va a pasa en su domicilio. Y, si empezaran con dificultad respiratoria, hay que contactar con el sistema sanitario por si hubiera que requerir un ingreso. 
¿Ha sentido miedo?
Me considero una persona positiva y no tengo ni he tenido miedo. Tengo siempre el ánimo cargado al 100% y, encima, sabiendo que los profesionales que tenemos atendiéndonos son tan estupendos y se desviven por atendernos, menos miedo todavía, porque estaba en buenas manos. 
Mi madre siempre me decía que, ante el mal tiempo, buena cara; y mi lema es, ante un día gris, paraguas de colores. Pero siempre cargada de fuerza positiva. 
Destaca el papel de los sanitarios...
Es algo indescriptible y se lo merecen todo. Yo no tengo palabras para agradecer a todo el mundo que me ha atendido. Estoy tremendamente agradecida de todo el personal, todo, personal de limpieza, celadoras, enfermeras, médicos... He recorrido igual seis plantas diferentes y no tengo palabras suficientes de agradecimiento. Son profesionales que lo están dando todo y... a ver qué recompensa reciben. 
Hay cerca de 50 sanitarios contagiados. ¿Cree que ha fallado algo?
Creo que los EPIs (Equipos de Protección Individual) son fundamentales y ha habido mucha escasez. Soy la secretaria provincial del sindicato de Enfermería y soy delegada de Prevención de Sacyl por ese sindicato y, cuando empezó esto en Wuhan (China), tuvimos una junta extraordinaria con el Comité de Seguridad Laboral y ya se empezaron a pedir EPIs, pero se han agotado. Son fundamentales para todo el personal que trabaja en esta casa porque, si ese personal no se protege, cae, y no nos puede cuidar. Es una pena y no puede ser así. Yo ya he pedido por activa y pasiva a la Gerencia que se implique, que busque, que compre donde no lo haya [...] Cada vez hay más casos positivos entre profesionales y ahora es cuando más falta hacen esos profesionales. El personal está librando lo justo y lo está dando todo, pero tienen que contratar gente porque con esto todavía no hemos acabado. 
No es momento para reproches pero, ¿erramos con la previsión?
Posiblemente sí, porque con esto se contaba y sabíamos que el virus iba a llegar y, de hecho, ha llegado. Hay que tener medios, no te puedes quedar escaso. Los EPIs son importantísimos para todos y, cuando yo estuve en la UCI (que estuve consciente en todo momento), el personal de UCI se quedó sin EPIs y se los fabricaron ellas mismas con bolsas de basura. Lo vi desde la habitación y vi también el reproche que recibieron desde la Gerencia. No os lo podéis imaginar... Eso me parece fatal. Encima de que no tienen, que se lo preparan ellas para no caer y poder seguir cuidando a los enfermos... 
¿Va contando los días para salir?
De momento no. Voy despacio. Soy diabética y esto me costará todavía unos días. Sigo con oxígeno y voy bien, pero voy día a día adelante. 
¿Qué es lo primero que hará al salir? 
No lo sé, pero tengo tantas deudas con tanta gente... El cumpleaños de mi hija, lo primero; pero sobre la marcha. 
¿Qué consejo daría a los sorianos?
Por favor, que se tranquilicen, que no se pongan nerviosos. Es un virus que vamos a pasarlo muchos pero, si no hay una patología de base, esto se pasa normalmente en el domicilio con el termómetro en la mano y el paracetamol en la boca -siempre que no hay alergias-, y con una higiene de manos espectacular. 
Es verdad que es un proceso largo pero se supera. Que la gente no tenga miedo pero que la gente se quede en sus casas, eso es muy importante.