scorecardresearch
José Luis Bravo

SOPA DE GUINDILLAS

José Luis Bravo

Periodista


Valladolid también está vacía

17/01/2022

Se veía venir, pero no por ello deja de ser oportuno un comentario sobre la proliferación de candidaturas para las autonómicas que celebraremos en un mes y que se apoyan en las reivindicaciones de la denominada España Vaciada. La eclosión de este movimiento tuvo lugar el 31 de marzo de 2019 en la manifestación de Madrid. El impacto mediático fue bestial, para lo que solían estas movilizaciones. En casi todos los casos, con excepción del payaso de Risto Mejide y sus colaboradores, que hicieron mofa de los participantes en la convocatoria preguntándose si olía a choto en la manifestación y otras estupideces parecidas, el resto ayudó a visibilizar la sangría demográfica en territorios como el nuestro y algunos más. Quizá no todos los que se personaron en la Castellana sufrían ese agobio.
Allí se pulsó la potencia electoral de candidaturas para lograr representación institucional. Sólo Teruel se echó para adelante y, mira por donde, ganó en su demarcación y obtuvo un diputado y dos senadores en las últimas generales. Como cabía esperar ha cundido el ejemplo. Nuestra cita autonómica para el próximo día 13 de febrero contará con cinco candidaturas y lo mismo que sorprende la ausencia de Zamora, con apenas 15 habitantes por Km2, asombra la de Valladolid con 64. Les recuerdo que Soria está en 8,8 la cifra más baja de las provincias españolas y territorio desértico según los ratios internacionales. Supongamos que se obtiene representación en los cinco territorios, que además de los citados son Palencia, Salamanca y Burgos, la pregunta es clara, ¿pueden presentar todos ellos una estrategia común que les dé fuerza suficiente para influir en el gobierno de los próximos años? Podrían, como ya comenté con anterioridad, pero es difícil encajar el orden de prioridades. Para los sorianos siguen estando en portada de las reivindicaciones las infraestructuras viales, tecnológicas y sanitarias mientras que, posiblemente, en Pucela tengan la mirada puesta en la mejora de las condiciones de vida en los pequeños pueblos, que también los tienen. Dicho de otro modo nosotros nos incorporamos a esta oportunidad a la desesperada, porque se tambalea la sostenibilidad demográfica del territorio, mientras que en Valladolid buscan aprovechar la circunstancia, la oleada de simpatía, una vez que el detonante ha hecho estallar la pólvora de las protestas.
Hablando de pólvora, ya huele a chamusquina la estrategia de los grandes partidos, sobre todo el PP, que busca anular o minimizar los efectos de esta nueva candidatura. En Soria se juegan 5 escaños y las encuestas le dan uno al menos a ¡Soria ya! Si Vox se suma, ya queda menos a repartir.