scorecardresearch
José Luis Bravo

SOPA DE GUINDILLAS

José Luis Bravo

Periodista


La Fe mueve montañas, y cúpulas

14/05/2022

La Fe, así con mayúscula, es uno de los descubrimientos más eficaces desarrollados por una parte de la humanidad para dejar contentos, e incluso convencidos, al resto de cualquier asunto que tenga difícil explicación o ninguna. A las religiones, sobre todo a la que se profesa mayoritariamente en este país le ha ido de perlas. Todo lo inverosímil lo explica la Fe y así lleva sólidamente asentado el edificio del cristianismo desde hace casi 2.000 años en todo el Orbe. Tan eficaz resulta el mecanismo de  también el poder político se ha sumado al argumento de la Fe. Lean los programas electorales y estará todo dicho. Esta misma semana pasaba por Soria el consejero de Fomento y Medio Ambiente, señor Suárez Quiñones y anunció la licitación del proyecto de consolidación y terminación de las Cúpulas de la Energía de la extinta CMA. Por lo visto, esta vez sí hay alguna idea de qué hacer con ellas pero mis neuronas siguen sin armar un argumento verosímil en las propuestas de la Junta. Me estoy haciendo mayor. Pero la Fe mueve montañas, veamos; La mole número uno es para futuros alquileres empresariales. O sea que quedarán diáfanas las plantas para ajustarse a las necesidades de cada cual. La segunda acogerá los servicios industriales comunes. El artístico edificio se llenará de grupos electrógenos, grupos de presión de fontanería, grupo de presión de incendios o bombas de calor. Normalmente estas instalaciones están lejos de los edificios habitados por razones obvias. El tercer sector es para un centro de Formación profesional para el empleo. Son 2.000 metros cuadrados. Ojalá se llene y haga posible la empleabilidad de tanto parado. La cuarta mole, o sección de cúpula será, ojo al dato, para cafetería y Salón de actos. ¡Ole, ole y ole! 2.100 metros cuadrados y nueve plantas. Pedazo cafetería y tocho salón. Para el quinto sector, en el que suponemos habrá más de un centenar de funcionarios, se establecerán servicios administrativos de la Consejería de Educación. Eso dicen.
Menos mal, queridos hermanos en la Fe, que nos basta con elevar los ojos al cielo para diluir nuestras dudas y volver a confiar en la Palabra de Mañueco, refrendada por Suárez Quiñones y por supuesto con el aval de los reputados arquitectos Tuñón y Albornoz, que demuestran una imaginación desbordante para diseñar proyectos cuya utilidad es, como mínimo dudosa o poco definida. Las informaciones de la prensa al respecto, están en Internet. Valoren si tiene fundamento la propuesta para gastar más de doce millones de euros, que anuncia nuestro gobierno regional y, si su inquebrantable Fe les asiste, confíen en ella. Les irá mejor que a este pobre pecador.