scorecardresearch
Luis Miguel de Dios

TRIGO LIMPIO

Luis Miguel de Dios

Escritor y periodista


Absurdo

08/11/2022

Hay muchísima gente preocupada por el cambio climático y el calentamiento global. Cada vez salen más expertos y estudios a alertarnos, y alarmarnos, sobre un problema que amenaza con cargarse el planeta…si Putin y sus armas nucleares no se adelantan. Pero una cosa es protestar y pedir a los gobiernos y a la sociedad medidas y acciones para que este mal vaya a menos y otra muy distinta lanzar sopa de tomate y puré contra los cristales que protegen cuadros destacados y famosos o realizar otras acciones en grandes obras de arte como sucedió recientemente en el Museo del Parado. Dos activistas de un llamado Futuro Vegetal se pegaron a los marcos de 'La maja vestida' y de 'La maja desnuda', de Goya, y entre ambas rotularon un «+ 1,5%» que, la verdad, desentonaba bastante en aquella pared. Con este acto, y con esta pintada, pretendían llamar la atención sobre el calentamiento global y sus consecuencias y advertir de lo que puede acarrearnos a todos la, por ahora, imparable subida de la temperatura en la Tierra. Todo en vísperas de la Cumbre de El Cairo, de la que no se espera casi nada más que palabrería. Los tres países más contaminantes del mundo ni siquiera van a acudir. El episodio del Prado se suma a otros similares, entre ellos el lanzamiento de salsa de tomate contra el cristal que cubre 'Los girasoles', de Van Gogh, en Londres. Los supuestos ecologistas han logrado llamar la atención durante unas horas. Y poco más. Creo que esas acciones se van a volver contra sus teóricos objetivos porque la mayoría de la población las ve mal. Generan antipatía, rechazo. A partir de ahora, ¿habrá que blindar todas las obras de arte? Si queremos visitar un museo, ¿tendrán que cachearnos y mirarnos de arriba a abajo como en los aeropuertos? Hay formas y formas de protestar, de reivindicar, pero considero que esta no es la más adecuada ni la que va a conseguir que los ciudadanos de a pie se sumen a la lucha contra el cambio climático. Yo que los de Futuro Vegetal me lo pensaría. Caer en el absurdo no es la mejor vía para nada…salvo para que no te tomen en cuenta o te tomen a cachondeo.