SOPA DE GUINDILLAS

José Luis Bravo

Periodista


La sabiduría de Manolito

22/12/2020

Manolito es uno de los personajes de la tiras de Mafalda, cuyo genial autor, Quino, nos dejó recientemente. Es un niño bastante primario y con mas conciencia capitalista que el resto de los que integran esta curiosa y simpática pandilla.
En una de la viñetas, aparece el tal  Manolito en compañía de Guille, hermano pequeño de Mafalda con un cochecito, propiedad del chiquitín al que el chico del tendero, Manolito, le da cuerda con entusiasmo. Tanto que hace saltar los muelles y las piezas del juguete saltan por los aires. Guille arranca a llorar mientras el autor del desastre intenta consolarle mostrando una de las piezas del mecanismo a la que hace girar mientras le dice ‘mira Guille el trompito, el trompito’. Como no se atenúa el llanto, manolito pontifica ‘si no eres capaz de aprovechar las pequeñas ganancias de una gran pérdida vas a sufrir mucho en esta vida’.
Me vino a la cabeza esta escena a cuento de los avances que parece se están verificando en torno al conocido como PEMA, Parque Empresarial del Medio Ambiente de Garray. Son sin duda los aprovechables restos de lo que iba a ser el mayor proyecto de desarrollo que se crearía en la provincia de Soria, la Ciudad del Medio Ambiente. Pero, aunque la cosa pinta bien, y más con el ATI al lado que puede reforzar, y no poco, las opciones de éxito para este polígono, no es cuestión de echar las campanas al vuelo. Faltan muchas inversiones aún. Calles por asfaltar, una subestación que proporciones suficiente energía y, por supuesto, saber a ciencia cierta qué demonios se va a hacer con las Cúpulas de la Energía. Nada, por más que se empeñen los promotores de la idea, se dijo con conocimiento de causa al respecto de uso de esas hermosas moles. Mil veces lo he preguntado pero nadie mostró en público los planos detallados del Centro de Formación del Profesorado, que se insinuaba como destino para uno de los módulos que ahora lucen tan imponentes como inútiles en el Soto de Garray.
Me aseguran que incluso hay empresas interesadas en instalarse en alguno de esos edificios pero ni sabemos cuales, ni a qué se dedican. No sería mala idea usar alguno como residencia de estudiantes, si progresan los módulos formativos en diferentes profesiones relacionadas con la aeronáutica, como sueñan los 25 diputados provinciales, la corporación de Garray y miles de sorianos que ven luz al final del túnel tras lo acaecido allí en los últimos  tres lustros.
El caso es que hay cuatro millones y medio para ponerse a la faena, pero insisto, antes de habilitar los fondos, habría que saber cual es la faena, porque a mejor falta o no llega el dinero.



Las más vistas

Opinión

Mi 23-F

Pilar y los niños están en Madrid, Miguel tiene cuatro años y Alicia acaba de cumplir tres meses, esa mañana han ido al médico, diagnóstico bronquiolitis, receta masajes con vahos