TRIGO LIMPIO

Luis Miguel de Dios

Escritor y periodista


Culillos

26/01/2021

Ahora resulta que en España se están perdiendo miles de vacunas anti Covid por falta de jeringuillas adecuadas. Los viales que compramos a Pfizer y BioNTech traen seis dosis pero solo se aprovechan cinco. La otra ni siquiera se usa para inmunizar a consejeros, alcaldes, concejales, médicos jubilados, curas y militares, o sea personal de altísimo riesgo, sino que se tira. ¿Un problema para preocuparse? Que va, hombre, que va. Ya ha dicho el consejero de Sanidad de Andalucía, Jesús Aguirre (PP), médico él, que lo que se desperdicia es un «culillo», es decir cosa de poco, como el «culín» que se arroja al suelo tras beber sidra. Visto así y visto por un doctor con mando en plaza, pues qué quieren que les diga. Sin embargo, sucede que con ese «culillo», con las escurriduras, que dijo otro cerebrito, se podría vacunar una persona. Y de este modo, tacita a tacita, «culillo» a «culillo», iríamos avanzando más que ahora. Pero no se puede (o eso nos dicen) porque carecemos, en unos sitios más que en otros, de las jeringuillas adecuadas. Mira qué bien. ¿No llevamos meses y meses clamando por la vacuna?, ¿no hemos tenido tiempo para prepararnos, para planificar, para adelantarnos a las necesidades? Parece que no, que era más importante discutir sobre competencias de una u otra administración o liarse a culpabilizar al otro de la ineficacia de cada cual. Y mientras discutíamos si eran galgos o podencos, si yo tengo más razón que tú, llegan los viales y desaprovechamos unas cuantas dosis porque no nos sirven nuestras jeringuillas. No te jeringa. Y, claro, eficaces no seremos, pero a la hora de buscar disculpas y echar balones fuera, somos unos hachas, unos genios. Hasta el extremo de que alguien ha culpado del fallo a la falta de pericia de las enfermeras. Como lo oyen. Y ha sido aquí, en esta tierra nuestra tan dada a eludir responsabilidades y a sacar pecho al mínimo éxito… si es que ha habido alguno en todos estos años. Y al dramático descenso de población me remito. Esperemos que nuestros próceres den con las jeringuillas adecuadas. No todo va a ser reñir a Pedro Sánchez.



Las más vistas

Opinión

Corriendo a vacunarse

Se me hace fácil pensar las muertes que se evitarían distribuyendo todas esas dosis contra el sarampión, la difteria o la polio. Se nos debería caer la cara de vergüenza al pensar que hay unos trece millones de niños que no van a recibirlas