CRÓNICA POLÍTICA

Isaías Lafuente

Escritor y periodista. Analista político


El Pazo de Meirás debe volver al Estado

03/09/2020

Los nietos de Franco deberán devolver al Patrimonio Nacional el Pazo de Meirás porque fue un regalo que en su día se hizo al Jefe del Estado y no al ciudadano Francisco Franco.

Ese es el contundente argumento de la titular del Juzgado de Primera Instancia de A Coruña que ha estimado en su totalidad la demanda interpuesta por el Estado, y secundada por otras instituciones, al que declara legítimo propietario del inmueble.

Además, niega cualquier tipo de indemnización a la familia y concluye que la compra que hizo el dictador en 1941 fue en realidad una "simulación" para blanquear el expolio bajo una apariencia de compraventa, es decir, que el autor del Alzamiento intentó otro alzamiento, de bienes en este caso.

La sentencia no es firme y podrá ser recurrida. Y parece evidente que los herederos del dictador lo harán, como lo hicieron cuando, en un pulso frente al Estado, intentaron endosarnos el cadáver del abuelo para que permaneciera en el Valle de los Caídos cuando el Congreso de los Diputados y el Gobierno decidieron emprender el proceso de exhumación.

Así que solo cabe desear que los firmes argumentos de esta jueza se consoliden en sucesivas instancias hasta llegar a una sentencia firme, como sucedió en el anterior proceso. Y si así fuera, también cabría esperar que este camino jurídico no sea el final, sino el comienzo de un proceso de devolución de otros bienes, algunos tan simbólicos como dos estatuas del Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago que acabaron en manos de la familia Franco sin que esta haya podido documentar que fueran adquiridas legítimamente.

Bienes que acumuló el dictador durante cuatro décadas de poder absoluto, reuniendo al final de su vida un patrimonio que era difícilmente explicable considerando sus ingresos oficiales. Algo que logró, como sucedió con el Pazo de Meirás si esta sentencia se consolida, gracias a que durante esa época pudo hacer lo que le vino en gana porque era irresponsable e inviolable. Seguro que les suena.



Las más vistas

Opinión

Envidia de vida

Les encanta ir a por el pan y que la panadería huela a pan. Les gusta el súper que vende un poco de todo (un Corte Inglés rural). Este año han ido a por setas, hongos y níscalos, y mandan fotos a sus compañeros urbanitas

Opinión

Colapso

Parece imposible la confluencia entre unos intereses económicos y sanitarios que discurren en paralelo y se anulan mutuamente

Opinión

Tabúes

Odio los eufemismos del tipo «el día que me vaya», «que la tierra le sea leve» o la famosa «larga enfermedad» para referirse al cáncer