MUY PERSONAL

Francisco Muro de Íscar

Periodista


¿A qué están jugando?

Ignoro qué documentos ha firmado el PP con Vox y quiero saberlo. Cuando hablamos de transparencia no nos estamos refiriendo a sueldos y otras cuestiones de nuestros representantes públicos, que me parece lo menos importante entre otras razones porque deberían cobrar más para no tener tentaciones, sino a cosas mucho más importantes. ¿Qué acuerdos, qué contratos se firman y con quién, cómo se cumplen, cómo se cierran? La rendición transparente de cuentas es mucho más importante que la contratación misma, porque debería incluir los costes sobrevenidos que casi nunca son transparentes. Demasiadas veces, las adjudicaciones a bajo precio esconden contrapartidas posteriores que no se controlan. También es importante saber a quién reciben los políticos, porque su agenda debería ser absolutamente pública. 
No es así en la inmensa mayoría de los casos. Especialmente en los pactos que cierran los partidos tras las elecciones. Y no solo porque en muchas ocasiones se cierran con la urgencia de una elección de alcalde o presidente de la autonomía. Sobre todo porque hay acuerdos que rompen la ética de las propuestas a los electores. Si muchos electores de Ciudadanos hubieran sabido lo que iba a hacer su partido tras las elecciones, seguramente no les hubieran votado. Y lo mismo sucede con Vox, con Podemos, con el PP o con el PSOE. No digo ya con los regionalistas o con los independentistas. Tal vez habría que reformar la Ley Electoral, no solo por esto, sino para garantizar a los electores que su voto no se aprovecha para todo lo contrario de lo que se dio. 
El presidente Sánchez anda jugando con las alianzas. Seguramente es más marketing que dudas. Sin duda sabe lo que quiere, pero incluso amenaza con nuevas elecciones, tratando de castigar aún más a quienes -Ciudadanos y Podemos- no le han dado todo el poder a cambio de casi nada. Hasta ahora las jugadas le han salido mejor que a su competencia, pero el riesgo es muy alto y la gobernabilidad del país lo está sufriendo. Esta interinidad provoca inseguridad jurídica y lleva aparejada inestabilidad económica. ¿Pactará con los independentistas, también con un PNV cada vez más fuerte, más peligroso? 
De momento, el PSOE ha dado un paso en la peor dirección posible en Navarra al conceder la presidencia del Parlamento a Geroa Bai, la mano del PNV en Navarra. Geroa Bai, llevada por la inteligente y excluyente dirección de Uxue Barcos, no es "navarrista" sino "vasquista". Si por ellos fuera, Navarra perdería su autonomía y formaría parte ya del País Vasco. Durante los últimos cuatro años han hecho lo imposible por extender la identidad vasca frente a la navarra. Y ahora, aunque han perdido las elecciones por goleada, se han hecho con la presidencia del Parlamento gracias a la cesión del socialismo navarro, que, además, ha dado asiento a Bildu. ¿Bildu es más democrático que Vox? ¿Bildu está más limpio que Vox? Para el PSN parece que sí. Para el PNV, también. ¿Y para el presidente Sánchez? ¿Con quién está dispuesto a pactar para conservar el poder y a qué precio? ¿Están los socialistas que le han votado de acuerdo con los pactos con Geroa Bai, con Bildu o con ERC? No estamos hablando de un mal menor, sino de un mal muy serio. Navarra es una pieza clave en el tablero del ajedrez. Pero hay más. Y se están negociando en silencio y sin transparencia. 


Las más vistas

Opinión

A las seis en el árbol de la música

Los pupilos que han correteado la Dehesa bajo su atenta mirada tienen en Ramón  a un gran entrenador, pero también a un referente en valores, en principios y en conceptos vitales