ESCAÑO CERO

Julia Navarro

Periodista y escritora


Las sumas de Casado

Yo no sé si Pablo Casado se "cree" lo de España Suma o solo es una estrategia para poner nerviosos y desgastar a sus adversarios más cercanos, es decir a Ciudadanos y a Vox. 
Es evidente que si Vox y Ciudadanos decidieran meterse bajo el paraguas de "España Suma" terminarían desapareciendo y ya se sabe que en el caso de Vox prefiere ser cabeza de ratón, y en el de Ciudadanos su jefe, Albert Rivera, está convencido de que más pronto que tarde se va a hacer con el santo seña del electorado de la derecha y por tanto  no va a dar ni un metro de ventaja al PP. 
Pero repetir y repetir, como repiten Pablo Casado y otros dirigentes del PP, los tres partidos "suman" para lograr una mayoría hace que cale entre los electores que al final los tres pertenecen a la misma familia. Una familia en la que hay un extremo más derechoso, Vox, y un extremo más liberal, Ciudadanos, y en medio el PP de toda la vida. De ahí los llamamientos de Casado para que las derechas regresen a "la casa común". No está mal pensado pero para que esa idea de "España suma" tuviera efectividad electoral, Vox tendría que deshacerse como azucarillo en agua y volver como dice Casado a la casa común, es decir al PP. En cuanto a Ciudadanos ¡ay! es difícil saber que son exactamente al día de hoy, porque lo que es evidente es que han renunciado a ser ese partido centrista y liberal que dijeron que eran después de haber renunciado a ser socialdemócratas. El caso es que Ciudadanos empieza a ser efectivamente percibido como un partido de derechas porque por mucho que intente justificarse no ha tenido empacho en llegar a acuerdos aunque sean indirectos con Vox. 
Así que tenemos tres derechas que separadas no suman y que si todas fueran una sumarian pero para ellos Vox y Ciudadanos tendrían que subsumirse bajo las siglas del PP. O sea un lío. En cualquier caso tanto en Vox como en Ciudadanos saben que si se dejan tentar por los cantos de sirena del PP y terminan confluyendo en España Suma, el riesgo que corren es que sus siglas desaparezcan. 
Pablo Casado sabe que para que la derecha vuelva a gobernar necesita recuperar a los votantes que se le han ido hacia el centro y a los que se han ido hacia su derecha de ahí el invento de España Suma. Pero por ahora esa España suma que propone no suma. Al menos como coalición. Ya saben la vanidad es un ingrediente importante que lleva a que muchos prefieran ser cabezas de ratón. Las cosas como son.