Suso Seca

Periodista


Junio se viste de goles

Y termina el sopor invernal, en las calles resuenan clamores, que cantan amores de un pueblo que espera que su equipo se vaya a salvar. Esta podría ser la Sanjuanera llevada al terreno futbolístico. La verdad es que falta muy poquito para nuestras ansiadas Fiestas de San Juan y falta menos para conseguir la salvación, dependemos de nosotros mismos pero no nos podemos dormir. Si lo hacemos no sabemos si vendrá el príncipe de Oviedo a darnos el beso para despertarnos o el Príncipe Tinerfeño o el Príncipe de Lugo, lo importante es que no mordamos la manzana que nos pueda ofrecer el Zaragoza. Tenemos que salir a ganar y haciéndolo se acabaron los problemas. Al problema, siempre solución. Como aquel chico que le dice a su padre: «¡se me ha caído el burro al pozo!», y el padre lejos de tirar la toalla le dice a su hijo: «¡échale pienso que agua no le ha de faltar!». 
La cantera numantina está marcando el camino con la filosofía de nuestros ancestros, ¡no rendirnos jamás! El Numancia B bajo el asedio del Laredo a base de patadas y juego sucio, consiguió ganar su partido e ir a la vuelta con ventaja. Allí nos van a dar hasta en el carnet, pero con esa actitud pasamos ronda ¡Fijo!, aunque alguno pueda volver diciendo: «¡Piernas nuevas, Teniente Dann!». Y los chicos del Juvenil en la Copa del Rey que no solo remontaron el 1-0 en contra de la ida, remontaron un 0-1 en la vuelta para ganar por 4-1 y apear al Celta de Vigo, a base de creer que, ¡sí se puede!. 
Este fin de semana se prevén tres batallas increíbles. Esperemos que los que queden en pie sean los rojillos, hay que conseguirlo a base de goles. Llega junio, llegan los toritos sanjuaneros y los sorianos nunca nos rendimos. ¡¡Cuando Junio se viste de goles...!!



Las más vistas

Opinión

¡Vade retro, Satanás!

Me extraña que, en una democracia, los pecados sean delito. Cualquier día, te detienen por comerte un torrezno en Viernes Santo

Carta del Director

Colgarse la medalla

El político no solo ha de hacer sino, por lo visto, hacer ver que hace. No vendría mal algo más de unidad entre instituciones para que el oro se lo cuelge Soria