TRIBUNA LIBRE

Fernando Jáuregui

Escritor y periodista. Analista político


Crónica dolida de un fin de Régimen

Qué quiere que le diga: paseo por los abarrotados salones del Congreso de los Diputados en esta jornada conmemorativa del 41 aniversario de la Constitución y siento, como cada año, pero ahora más, la nostalgia. Es la certidumbre de que se ha perdido algo que no recuperaremos y que, al tiempo, constatamos que no sabemos si estamos ganando algo cara al futuro. Que en este aniversario de la Constitución ni se haya hablado oficialmente de reforma de la misma, ni hayan acudido a celebrarlo las personas de las que se está haciendo depender el futuro de España, entre otras cosas porque están en contra de nuestra ley fundamental, me parece simplemente preocupante.

La del 6 de diciembre es la oportunidad anual para volver a ver a los padres vivos de la Constitución, a los parlamentarios que fueron constituyentes, a los hombres que hicieron la Transición; la primera, que ahora, les digo a ellos, estamos ya en la segunda. Es una oportunidad también para hablar con los ministros actuales, con las gentes que están en la oposición, y verificar que no hay posibilidad de entendimiento entre las dos Españas.

Los unos te dicen que es urgente hacer un Gobierno cuanto antes, sin especificar para qué, ni cómo, y los otros parecen confiar ya solamente en que la Legislatura que se abra pronto, con un Gobierno de coalición PSOE-Podemos y con la anuencia de Esquerra Republicana, sea breve. No pretenda usted entrar a enumerar las tremendas contradicciones en las que se mueven los unos y los otros. Porque ni unos ni otros piensan en usted o en mí, me temo.

Hacemos, en estos festejos, enumeración de presencias y ausencias: quiénes vienen y quiénes no. Analizamos con mucha lupa el discurso de la presidenta de la Cámara Baja, que es la 'estrella oficial' del acto -a mí me pareció que dijo más bien poco de concreto-. Y tratamos de conseguir los periodistas, en esos tan incómodos 'corrillos' de los que te enteras de bien poco de las naderías que te dicen, un titular, apenas un titular. Para eso nos hemos quedado.

Mi titular puede que sea algo apocalíptico: de esta no salimos si no cambiamos los 'chips' en nuestros cerebros. En los de todos. Ha muerto el régimen del 78 y hay que sustituirlo por algo mejor y al menos tan duradero. Pero ellos no están por la labor. Y quizá nosotros, tampoco. Como si las cosas pudieran seguir como están eternamente.



Las más vistas

Opinión

Y vuelta a prometer

Sé muy bien lo que es la radioterapia porque yo he recibido el tratamiento. Sé lo que es ir a Burgos un día tras otro, de lunes a viernes. 35 sesiones. Mes y medio. 140 kilómetros de ida y otros tantos de vuelta