Carlos Lafuente

Trabajador de la Función Pública


Políticas de estado

20/06/2020

La gente se ha hartado de ver como nuestros cargos electos hacen política de escaparate. Todas sus acciones van dirigidas a obtener un rédito de votos, un posicionamiento en los titulares de prensa: al final todo postureo, política de escaparate y escapismo de los problemas ciudadanos.
No tienen la altura de miras suficiente para hacer esa política de estado que la ciudadanía exige y era objeto de reprimenda de Patxi López en la Comisión para la reconstrucción. Una reflexión valiente de este Diputado que seguramente caerá en saco roto.
Es por ello que llama poderosamente la atención el pacto alcanzado estos días de atrás en la Cortes de Castilla y León por el partido ganador de las últimas elecciones autonómicas (PSOE) y el presidente elegido por las Cortes de Castilla y León (PP). Y lo he puesto así por algo, porque al no gobernar el partido más votado se podría interpretar que el cabreo constante fuera justificado. Pero no es así. Ha pesado más en el acuerdo el trabajo a favor de la ciudadanía en temas de crucial importancia como la sanidad (inicio de la recuperación de la sanidad pública y paralización de la reforma de la atención primaria); en servicios sociales, en servicios públicos como la puesta en marcha del Plan de Inversiones Sociales prioritarias, educación, industria, fiscalidad, etcétera.
En fin, hacen un acuerdo repasando los temas que de verdad preocupan a los castellanos y leoneses dejando atrás esa política de escaparate más propia del Barrio Rojo de Amsterdam.
Ahora solo nos queda esperar que este cambio de rumbo sea una tendencia permanente en todas las instituciones y que nuestros políticos se conviertan (o lo intenten) en hombres de estado.
Al otro lado, los que quieren exprimir la vaca de las administraciones locales exigiendo a sus alcaldes y alcaldesas dinero que no necesitan como las familias en riesgo o las empresas al borde de la quiebra, y es que en esto no sirve el “café para todos”.     



Las más vistas

Opinión

'HERSTORY'

Ha tenido que venir una pandemia mundial para que empecemos a valorar tareas históricamente feminizadas

Opinión

Yo quiero tener el coronavirus

Quiero contagiarme como acto de rebeldía hacia la psicosis y la alarma social. Como si fuera un sortilegio para intentar que se deje ya de manipular y desinformar a la sociedad.

Opinión

La espinita

Da la sensación de que con el auge del turismo deportivo de los últimos años, se ha tirado la toalla en lo referente al turismo literario. Como si el uno y el otro fueran incompatibles