DE SIETE EN SIETE

Rafael Monje

Periodista


Sainete electoral

17/02/2021

Las elecciones del domingo en Cataluña han vuelto a dibujar un escenario en el que los independentistas tienen, si quieren, la sartén por el mango, a pesar del lógico propósito del ganador en las urnas, Salvador Illa, para tratar de liderar un gobierno, incluso en minoría. Aún pasará tiempo para conocer quien acabará finalmente deshojando la margarita, si el exministro y candidato del PSC o el cabeza de lista de ERC, Pere Aragonés.

Pero mientras eso sucede, hay una lectura en clave nacional que merece especial atención. Porque los comicios catalanes han supuesto la liquidación en la práctica de Ciudadanos y el freno de las opciones del PP en un territorio que se antoja demasiado cuesta arriba para un partido que aspira a gobernar algún día España.

Otra cosa bien distinta es el éxito de Vox, convertido en la cuarta fuerza política de Cataluña y con más escaños en el Parlamento autonómico que la suma del PP y Cs juntos. Los de Abascal han obtenido un inopinado respaldo -y, además, en Cataluña, ¡oiga!- que, a la postre, beneficiará también al independentismo, porque ciertamente Vox evoca el españolismo más rancio y el ala extrema de la derechona que tantas alas da a los del lazo amarillo en la solapa.

Mientras, en la factoría monclovita andan como encantados de haberse conocido por el golpe dado a escala nacional a las dos formaciones perdedoras, cuyos dos líderes -Pablo Casado e Inés Arrimadas- salen fundidos no sólo de las urnas, sino también ante sus respectivos barones territoriales. Ambos van a tener que recomponer discursos, y quizá algo más, si quieren alguna vez apear a Pedro Sánchez y a sus socios de coalición de un gobierno que flirtea en exceso con dos partidos (ERC y JxCat) cuyos líderes cumplen condena o están prófugos de la justicia.

En fin, todo un sainete para el entrenamiento del pueblo. Lo malo es que no estamos ni para una sola carcajada.



Las más vistas

Opinión

Libros

La verdad os hará libres, dice la Biblia. Y la verdad está en los libros