Suso Seca

Periodista


Carrión

Con el título de mi columna de esta semana no me estoy refiriendo a aquella famosa serie de la Obregón que nos tuvo a toda España obnubilados con aquella calid…, bueno, con aquello. ¡No! Me refiero a Luis Carrión, entrenador numantino, y a los siete partidos seguidos que lleva el Numancia sin conocer la derrota. Es una gozada ver el alma de los jugadores en cada partido, que pese a la adversidad de que se quede el equipo con diez o que el equipo contrario no les deje jugar, nuestros guerreros nunca le pierden la cara al encuentro. Es más, yo creo que ningún seguidor numantino puede decir qué jugador es titular y quién suplente, el que está o el que sale rinde igual. Esa es la base de un equipo, todos a una. Porque no juegan los nombres, juegan todos. Yo creo que estamos todos orgullosos, incluso nuestro patrón, San Saturio, que esta semana está de cumpleaños y nos está regalando alegrías no solo con el fútbol, sino, con Marta Pérez, realizando un gran mundial de atletismo en Doha, y esperemos que también con Dani Mateo. Pero el mejor regalo y alegría sería, sin duda, la recuperación de Iván, ese numantino de pro que está luchando contra una dura enfermedad y al que queremos volver a ver en Los Pajaritos disfrutando de los goles de su y nuestro Numancia. ¡Iván! Quiero que me ayudes a cantar un gol del Numancia desde la cabina del speaker, así que, ¡¡Vamos Campeón, tienes que ganar este partido muy pronto!! ¡¡Te espero!!


Las más vistas

Opinión

¡Un embarazo!

Curro preparó la mesa del quirófano poniendo el balón templado para la cabeza del cirujano Noguera que peinando el esférico lo puso para que todos viésemos aparecer la cabeza de Higinio y por fin 'parir' ese triunfo tan esperado a domicilio