TIEMPO MUERTO

Diego Izco

Periodista especializado en información deportiva


Tres letras

Concluye la 2002/03. El Real Madrid de Del Bosque gana su 29ª Liga frente a las 16 del Barça, su inmediato perseguidor. Los más optimistas hacen cálculos: tres más y les doblamos.  
Diecisiete años después, la diferencia es solo de siete (33 a 26), el Barça ha regresado al liderato y prepara la visita al Bernabéu, donde ha ganado en cinco de sus últimas seis visitas ligueras. 
El cambio de tendencia puede explicarse de forma sencilla con la palabra más corta y brutal que contiene el particular diccionario de este deporte: gol. Tres letras que lo han cambiado todo. Algunos prefieren utilizar cinco (Messi), pero despejando la ecuación al final quedan los goles, los marcados y los encajados. 
Ya en la 10/11, el Barça volteó la clasificación histórica en los ‘Goles en contra’: tras un 3-6 del Madrid en Mestalla y un 2-0 en el Camp Nou sobre Osasuna, el club azulgrana se convertía en el menos goleado (de hecho, este año puede cambiar una tendencia que no abandona el campeonato desde la 07/08, la última en que el Real Madrid encajó menos que el Barça en una Liga). 
Pero este fin de semana, además, el conjuntó culés ya es mejor en ‘Goles a favor’: cuatro de Messi y uno de Arthur para llegar a los 6.151, ninguno del Real Madrid en Orriols para quedarse clavado en 6.150. El día que Messi debutó en la Liga (16 de octubre de 2004), los blancos tenían 70 goles de diferencia (4.711 frente a 4.641)… y hay un dato aún más revelador: desde que Cristiano Ronaldo se marchó de Madrid, hace 62 partidos ligueros, el Barça ha remontado una desventaja histórica de 42 goles. ¿Saben cuántos ha marcado el portugués en Serie A? 42, lo que demuestra que llenamos páginas y tertulias cuando la realidad se explica, en efecto, con apenas tres letras. 



Las más vistas

Carta del Director

Un año de conquistas

Un año después de la ‘Revuelta’, la lucha contra la despoblación está en la agenda política. Las demandas de la España ‘vacía’ siguen latentes, en espera de tiempos mejores