SOPA DE GUINDILLAS

José Luis Bravo

Periodista


Pues sí se podía

31/03/2020

Hay una comisión para coordinar las administraciones que se ha dado en llamar CECOPI que, para el que suscribe, es la prueba del nueve de que existe el  ‘si se quiere, se puede’ o que todo marcha si hay voluntad política, o mejor, una emergencia como la que vivimos que se parece más bien a una estado de guerra.
Esta comisión de coordinación se reúne con regularidad  y hace unos días acordó llevar camas de la cárcel nueva, cuya enfermería, que está obviamente sin utilizar, a los espacios del hospital que se han abierto a fin de tener previsiones, en espera de que llegue la cresta de la ola de infectados y no haya sitios suficiente para atenderlos. Hasta aquí todo normal, todo de acuerdo con la más estricta lógica.
Se da el caso de que,  esta razonable decisión implica a tres administraciones diferentes, la central, la autonómica y la local. Otrora, sobre todo si como es el caso, hay gobiernos de colores políticos diferentes, la burocracia asfixiaba los proyectos con tramites, plazos y papeleos que hacían de cualquier nimia cuestión un vía crucis insufrible. Ahí tenemos, por ejemplo, el caso de la pasarela de Soria a Las Camaretas, aún sin entrar en servicio.
En este caso la cuestión fue diferente, se ve que la Junta dijo, ‘me faltan camas para equipar las alas que vamos a abrir’ y el Gobierno señaló ‘nosotros tenemos  las de la enfermería de la cárcel nueva sin uso alguno. ‘¿Quién las lleva?’, dijo un tercero y el ayuntamiento, puso a sus empleados en marcha para hacer la mudanza. Ese sábado quedó resuelto el asunto. Otro año cualquiera, habría que hacer un convenio de cesión de bienes, que tendría que ratificar qué sé yo que autoridad de las tres entidades participantes, aprobar en comisiones y plenos los acuerdos, ponerse de acuerdo en la fecha del traslado, firmar un compromiso de devolución y no sé cuantos cosas que me imagino, aunque no sé si he acertado con las que me acabo de inventar. Posiblemente me he quedado corto.
La conclusión es clara y la he citado hace un ratito, si se quiere se puede. Y digo yo que se podría también en otras circunstancias sin necesidad de que se den situaciones críticas de emergencia como la actual. Por cierto, que he aludido a la problemática de gestionar asuntos a medias entre administraciones que son gestionadas por partidos distintos y me ha venido a la cabeza el Banco de España. Cuando se cerró, se tomó la decisión de crear en él un centro cultural. El primer trámite era traspasar la propiedad del Ministerio de Hacienda a Patrimonio del Estado. Tres años costó hacerlo y eso que era en el mismo seno del Gobierno de Zapatero.



Las más vistas

Opinión

La herencia del coronavirus

Enseguida nos ilusionamos pensando que nuestros pueblos sorianos tan vacíos se llenarían de nuevos pobladores buscando una vida mejor. He tanteado a sorianos que viven en grandes ciudades. No muestran ninguna intención de volver a sus pueblos