APUNTES

Pedro Calvo Hernando

Escritor y periodista


La suerte echada está

02/09/2020

La reincorporación a lo que debería ser la normalidad en todas sus vertientes puede ser una realidad o puede ser una entelequia. Ni lo sabemos ni lo sabremos a no ser que se produzca un gran milagro, y estoy hablando de España, como supondrán los lectores, al ser nuestro país una tierra de milagros.

Todos estamos hablando y escribiendo en tonos parecidos, incluso si me refiero a quienes piensan en los diversos extremos en los que tan pródiga es nuestra querida patria. Yo solo pediría a todos que hiciéramos el supremo esfuerzo de tomar la decisión de comportarnos a partir de ahora de la manera más adecuada para salir de esta encrucijada infernal y siniestra en que nos hemos metido. ¿Será el milagro al que aludía?

El asunto más entrañable supongo que es la vuelta al cole de los niños, y al mismo tiempo el que afecta a las familias de una forma más directa. El problema es que hemos perdido un tiempo precioso en la gestación de la respuesta colectiva, a base de inventos de toda especie y condición, sin que cayéramos en la tentación de dejar a un lado la estupidez de la humana condición, que parece ser el hilo conductor el tema de los Presupuestos Generales del Estado del género humano en su conjunto a través del medio año aproximado desde que la historia se hizo presente en nuestras vidas. En lugar de hacer algo tan sencillo como pensar que la solución estaría en otra parte. ¿Esperamos al siglo 21 para acometer el diseño de las soluciones?

Otro flanco lo llena el tema de los Presupuestos Generales del Estado, que ya veremos cómo se resuelve, pues nadie confía en que se elija el camino sensato de ponerse de acuerdo en lo básico para evitar que se nos vaya todo al garete. Esto que digo me imagino que tendría que haber sido entendido como imprescindible desde el comienzo de esta historia.

Pero los diversos sectores políticos, económicos y de pensamiento dan la impresión, e incluso la certeza, de que aquí nadie lo comprende e incluso de que están convencidos de que la solución de momento se encuentra con la presión de la opinión pública y los medios in- formativos donde no hay ni rastro de la misma. Espero equivocarme en el último momento, lo deseo pero lo veo con desesperanza...

Por supuesto que otro aspecto crucial es el de los encuentros de Pedro Sánchez con Pablo Casado y los demás líderes políticos. Sobre todo en el caso del líder del PP. Que alguien me explique cómo el encuentro con Casado puede servir de algo después de las barbaridades y disparates que este señor viene soltando a lo largo de los últimos meses, sin olvidar que Sánchez tampoco es canela fina, aunque no hay comparación con el otro.

Estaría muy bien que el presidente del Gobierno fuese capaz de despejar las incógnitas con sus interlocutores, y eso enseguida lo veremos. No depende solamente del capricho de los jefes de la oposición sino más del entusiasmo de Sánchez en el trillado del inmediato futuro, ya presente.

Lo que seguramente los líderes no se han parado a meditar lo suficiente es sobre la trascendencia de sus actitudes en el desarrollo y en el final de la aventura en la que todos estamos metidos. Hay que contar además con la presión de la opinión pública y de los medios informativos. Este es un aspecto muy sustancial, aunque no pueda decirse que determinante. Lo sabremos enseguida y tras ello podremos atar todos los cabos. Esta problemática está del todo viva e incluso podemos tropezarnos con soluciones inmediatas en cuestión de horas. Nunca en los últimos años habíamos dependido tanto del azar. Seamos capaces de esperar un ratito más y cantaremos victoria o derrota. La suerte echada está.



Las más vistas

Opinión

Cine y educación

Al igual que se enseña Matemáticas o Lengua en los colegios, también debe educarse en la imagen y el sonido en las aulas. Es esencial la alfabetización audiovisual en las escuelas