Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

Un norirlandés detenido por las muertes del camión de Essex

EFE
-
Un norirlandés acusado por el camión de Essex

Se le acusa de conspiración para facilitar el viaje ilegal de personas con vistas a actividades de explotación y de conspirar para infringir la legislación de inmigración del Reino Unido

Un hombre de Irlanda del Norte ha sido acusado formalmente de delitos de tráfico de personas relacionados con los 39 cadáveres de ciudadanos vietnamitas hallados en un camión frigorífico en un complejo industrial de Essex (Inglaterra) el pasado octubre, confirmó este domingo la Policía británica.

Christopher Kennedy, de 23 años y natural de la localidad de Darkley, en el condado de Armagh, fue detenido en la madrugada del pasado viernes en una carretera del país y comparecerá este lunes ante la corte inglesa de magistrados de Chelmsford.

Se le acusa de conspiración para facilitar el viaje ilegal de personas con vistas a actividades de explotación y de conspirar para infringir la legislación de inmigración del Reino Unido.

La detención de Kennedy guarda relación con el reciente hallazgo policial que apunta a que uno de los adolescentes hallados muertos en la madrugada del 23 de octubre, en la cámara del vehículo aparcado en una zona industrial de la localidad de Grays (Essex), había desaparecido de un centro de asilo para inmigrantes vulnerables en Países Bajos.

Entre los 39 cadáveres encontrados en el camión, figuraban diez adolescentes, entre ellos dos niños de 15 años.

El vehículo fue localizado al poco de haber llegado al país en ferry desde el puerto belga de Zeebrugge.

El conductor, Mo Robinson, de 25 años y también norirlandés, comparecerá ante el tribunal penal de Old Bailey en Londres este lunes, acusado de 39 delitos de homicidio y otros cargos.

También se han iniciado los procesos de extradición en Irlanda para traer al Reino Unido a Eamonn Harrison, de 22 años, detenido en virtud de una euro orden por su supuesta implicación en el suceso.

Como parte de la investigación, la Policía ha urgido además a los hermanos norirlandeses Ronan y Christopher Hughes a que se entreguen como sospechosos de homicidio y trata de personas.