Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

El Madrid se exhibe en el Buesa Arena

Europa Press
-
El Madrid se exhibe en el Buesa Arena - Foto: JON RODRIGUEZ BILBAO

Los de Laso suman ante el Baskonia su décima victoria seguida en Euroliga (55-77). El Valencia se aleja de los puestos de 'playoffs' tras caer contra el Olimpia Milano (78-71)

El Real Madrid se impuso (55-77) este jueves al Kirolbet Baskonia en la jornada 15 de la fase regular de la Euroliga, la segunda de la semana y que trajo la décima victoria seguida de los de Pablo Laso, en una racha pletórica que arrasó en el Fernando Buesa Arena.

El 10 veces campeón de Europa se pone 12-3 en la pelea por el liderato, pasando la presión a Anadolu Efes (12-2) y Barça (11-3) que juegan el viernes. El momento dulce de los blancos hizo fácil su salida a Vitoria, la primera de tres seguidas en Europa, una cancha tradicionalmente exigente pero con un equipo tocado.

El Madrid rompió el encuentro en el segundo cuarto y en el último dio la estocada al tímido intento de reacción de los vascos, con acierto y juego coral con Jordan Mickey (15 puntos y 8 rebotes) dejando los mejores números. Con 6-9 en la tabla, Baskonia ve alejarse el Top 8.

A los vascos les salió cruz, en una temporada irregular, y se quedaron sin partido al descanso (29-45). Los de Laso bailaron a su rival en el segundo cuarto y marcaron diferencias insalvables, cuando el protagonista es un Madrid en racha y con todo su maquinaria engrasada. Deck y Randolph causaron los primeros problemas, en un 0-8 de salida al que reaccionó el equipo vasco.

Henry dirigió bien a los locales pero en el segundo cuarto llegó la lluvia de triples, en plena rotación blanca. Dos de Laprovittola, otro de Thompkins y la traca de tres de Rudy, aunque uno desde la línea de personal (24-41). El Madrid se deslizaba por el parqué mientras un Baskonia atenazado, sin juego, se quedaba a merced del rival, salvado por momentos por la bocina del descanso.

La reanudación de Shields, a la espera de una mejor versión de Vildoza, dio algo de fe al Buesa Arena, el único con acierto en ataque, junto al orgullo de Shengelia. Randolph respondió y Baskonia aguantó, con muchas dudas y cero héroes, hasta que en el inicio del último cuarto sentenció el poderío de Mickey y las bandejas de Causeur. Otro día en la oficina para el Madrid.

 

El Valencia se aleja de los playoffs

El Valencia Basket cayó este viernes por 78-71 en su visita al AX Armani Exchange de Milán, dentro de la jornada 15 en la liga regular de la Euroliga, para así romper su racha de cuatro victorias seguidas y además alejarse de los puestos de playoffs.

Sobre la cancha del Mediolanum Forum, el equipo 'taronja' no confirmó su mejoría de este mes de diciembre. Tras verse cuestionado durante varias semanas, su entrenador Jaume Ponsarnau parecía haber dado con las teclas idóneas para competir de tú a tú, aunque flojeó en una buena oportunidad de vencer a un adversario directo.
El Valencia llevó la voz cantante en un cuarto inaugural muy prolífico y que se equilibró en su desenlace, habiendo remontado los milaneses una desventaja de -6.

Pese al resultado de 26-24 que reflejaba el marcador, el encuentro echó entonces el freno. Ambos equipos fallaron más de lo habitual y era el Olimpia quien comandaba, pero sin alejarse en exceso. Un 32-26 fue lo máximo que tuvieron a su favor, hasta llegar al descanso, los pupilos de Ettore Messina.

En el bando visitante, la intimidación de Bojan Dubljevic era un salvavidas. Gracias a su producción de canastas, con mejores estadísticas a las puertas de la Navidad que durante el otoño, el pívot montenegrino impulsó a sus compañeros para irse 43-43 al intermedio.

Al regreso de los vestuarios, el cuadro taronja se vio superado por la intensidad rival en defensa, encajando un parcial de 10-0 que fue arrastrando de ahí hasta el bocinazo definitivo. El 62-53 del minuto 30 no era insalvable, pero los de Messina cerraron bien los huecos atrás y apenas titubearon cuando sus oponentes amenazaban con remontar.

A tres puntos se llegó a poner el club valenciano 66-63, tras una canasta de Louis Labeyrie, aunque fue un espejismo. Los milaneses supieron gestionar su renta y certificaron una victoria balsámica por 78-71, que incluso cortó una dinámica con vistas de crisis.