La contratación indefinida cae un 12% entre enero y abril

David Alonso
-
La contratación indefinida cae un 12% entre enero y abril - Foto: Javier Pozo

Los sindicatos niegan que la subida del SMI aprobada por el Ejecutivo nacional esté detrás del retroceso y alertan que solo el 50% de los indefinidos firmados en 2017 seguían activos en 2018

Después de siete años de crecimiento en la contratación indefinida durante los primeros cuatro meses del año, los más difíciles a la hora de generar nuevos contratos, Castilla y León rompió este año la baraja y cambió la tendencia que venía experimentando desde que comenzara a salir de la boca del lobo de la crisis. Según los datos que maneja el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), entre enero y abril de este año en la Comunidad se firmaron 14.007 contratos indefinidos, casi dos mil menos que en el mismo periodo del curso anterior, anotando un descenso del 12 por ciento y retrocediendo a nivel previos a 2016. De esta forma, este tipo de empleos apenas representaron el  5,7 por ciento de los 260.428 contratos que se firmaron entre enero y abril. Sin embargo, los eventuales durante este periodo creciendo un tres por ciento hasta los 147.830, casi 4.500 más que en 2018, consolidándose como la fórmula más utilizada por los empresarios de la Comunidad.
?Un descenso de los indefinidos que se ha experimentado durante los primeros cuatro meses de la entrada en vigor del nuevo SalarioMínimo Interprofesional(SMI), acordado por Sánchez, Unidas Podemos y los dos sindicatos mayoritarios, que fijaba un repunte del 22% hasta los 900 euros al mes. Algo que tanto CCOO como UGTno dudan en desvincular la subida del SMI con la destrucción de empleo, y aseguran que «necesitamos que el SalarioMínimoInterprofesional sea un elemento que avance». 
«No destruye empleo, eso es mentira, sino que crea empleo. Aumenta el consumo y los puestos de trabajo», aseguran desde el sindicato ugetista, una opinión compartida igualmente por CCOOque insisten que «no se puede decir a través de ningún indicador que la subida del SMI haya tenido ningún efecto en la destrucción de empleo».
Además, un reciente informe del CCOO a nivel regional denuncia que un 37% de los contratos indefinidos firmados en 2018 en la Comunidad ha sido despedido durante el año y solo el 63 por ciento sobrevivían a fin de año. «Solo el 50 por ciento de los contratos indefinidos firmados en 2017 seguían activos al finalizar 2018», alertan desde CCOO, algo que según el sindicato «evidencia que la inestabilidad también es una característica de la contratación indefinida».
Alertas

Tanto la patronal como otras instituciones financieras, por el contrario, alertaron que el fuerte incremento de los salarios se traduciría en un retroceso en la contratación por los mayores costes que tendría que asumir el empresariado, e, incluso, desde Cecale aseguraron «que no es lo que necesita la economía española, en un momento de ciclo económico en fase de desaceleración».
Sin embargo, algunas instituciones que en primer momento recelaron de la influencia del nuevo SMI en la contratación, como la Airef, en las últimas semanas han reculado y aseguraron que el salario mínimo no está teniendo «ningún efecto negativo» en el empleo.
Servicios a la cabeza.

Durante los cuatro primeros meses de 2019 el sector servicios se ha vuelto a erigir como el principal generador de contratos indefinidos enCastilla y León, acaparando el 76,5 por ciento de los 14.007, y firmando algo menos de 10.700. Por el contrario el resto de sectores se encuentran muy por detrás, con la industria como el segundo más importante con 1.631, el 11,6 por ciento; seguido de la construcción, con 964 (6,8%) y la agricultura, con 716 (5,1 por ciento).