DE SIETE EN SIETE

Rafael Monje

Periodista


Imposible más por menos

Nunca hasta ahora un partido político ha sacado más réditos a pesar se ser la tercera fuerza en apoyo electoral o, dicho de otra manera, de representar tan solo el 14,8 por ciento de los escaños del hemiciclo autonómico. Se podrá o no estar de acuerdo con ello, pero aquí sí que Ciudadanos ha hecho suyo el raro axioma de que menos es más. Con 12 procuradores de un total de 81, asumirá la vicepresidencia del nuevo Gabinete en un Gobierno de cohabitación con el PP (29 procuradores), además de la portavocía y cuatro consejerías; eso sin contar la presidencia de las Cortes regionales. Pero, mal que les pese a algunos, la suma de ambas formaciones supone alcanzar la mayoría absoluta (41 procuradores) y, por tanto, la legítima constitución de un Ejecutivo cuya estabilidad dependerá no ya del cumplimiento o no de un programa de 100 medidas, sino sobre todo del ‘fair play’ entre los dos socios.

Pero donde los de Albert Rivera han roto todos los esquemas inimaginables ha sido en la obtención de poder en las instituciones locales de la Comunidad. De momento, en cinco de las nueve diputaciones y en no menos de dos capitales de provincia el color de la gestión se tiñe de naranja en una parte sustancial. Tanto es así que, de esos gobiernos abigarrados e hilvanados en los despachos minutos antes de constituirse, sobresalen especialmente la Diputación de Zamora y el Ayuntamiento de Palencia. Coincidirán conmigo en que no parece muy coherente que Cs, con un solo diputado, tenga la presidencia de la institución provincial zamorana; o que el alcalde palentino, también del partido naranja, lo sea cuando esta formación ha logrado la escueta suma de tres ediles sobre un total de 25. Los intereses de los partidos generan incongruencias de este tipo, máxime cuando está en juego el poder.

De otro lado, se sitúa el PSOE de Castilla y León, la fuerza ganadora en las elecciones del 26-M, con 35 procuradores en las Cortes y un nivel de representación municipal que ya lo quisieran los predecesores de Luis Tudanca. Pero también nunca tanto voto dio menos resultado en la práctica, una cuestión sobre la que los socialistas harían bien en reflexionar más que en escudarse a estas alturas en el supuesto engaño de Cs o en vaticinar la ruptura de un Ejecutivo regional que aún ni siquiera se ha constituido.


Las más vistas

Opinión

A las seis en el árbol de la música

Los pupilos que han correteado la Dehesa bajo su atenta mirada tienen en Ramón  a un gran entrenador, pero también a un referente en valores, en principios y en conceptos vitales