APUNTES

Pedro Calvo Hernando

Escritor y periodista


Una llamada a los líderes

Nos hemos sumergido en plena temporada estival sin haber resuelto de verdad ninguno de los grandes temas políticos pendientes tras los periodos electorales vividos en la primavera. No quiero organizar ninguna guerra de descalificaciones de unos y otros. El ejemplo que se está dando al pueblo español no tiene desperdicio y es inútil que desde las tribunas de unos y otros se descalifique a los adversarios. La altura política brilla por su ausencia y eso exige una rectificación de comportamientos que en realidad debería llevarse por delante todo lo hecho hasta el momento. 
Lo que sí haría yo es una llamada urgente a Pedro Sánchez y a Pablo Iglesias, en cuyas manos parecía que se había depositado la clave de las soluciones, hasta que hicieron todo lo posible por convencernos de lo contrario. Pero no me digan que no se han equivocado por completo con ese cambio de actitud de ambos, sin que ninguno de los dos haya conseguido establecer las bases de unas soluciones. Los dos dirigentes de la izquierda nacional se han salido de los caminos por los que venían circulando y ahora solo esperamos que rectifiquen con seriedad en los ya muy próximos momentos de la hora de la verdad. Lo contrario sería absurdo y solo conduciría a la pérdida de la gran oportunidad. 
Lo que les pido a Sánchez y a Iglesias es una recolocación. La inteligencia política es lo que no les falta y tienen la estricta obligación de utilizarla con aplicación y con esmero. Es algo que no les debe fallar, para lo que cuentan con la ventaja de que esa inteligencia no la poseen sus adversarios de la derecha, como llevan demostrando durante meses y meses tanto Casado como Rivera y el responsable de Vox. Son dones que Dios administra como Dios administra esas cosas. Los líderes de la derecha, y muchas de sus personas de confianza, no están, o no se muestran, a la altura de las circunstancias. Cuando alguien intenta hacérselo ver, no les gusta e incluso se enfurecen. Qué le vamos a hacer. 
Yo les tengo el debido respeto, como es mi obligación, tanto al presidente del PP como al de Cs. Del jefe de Vox digo que debería esforzarse, como la gente de su confianza, por salir de su encierro mental e intentar moverse en el terreno de la libertad de conciencia, sin la que no se le abre a nadie la fuente que proporciona la apertura hacia los demás humanos. Pueden estar seguros de que quiero lo mejor para ellos, lo que además les procuraría lo mejor que encierran los deseos nobles y bienintencionados. 
Soy consciente de que llevo escritos pensamientos que no son fáciles de asimilar si se parte de posturas demasiado cerradas. Para ayudarles en sus reflexiones, les puedo asegurar que ni busco ni espero nada mensurable desde ninguna perspectiva. Si quisiera utilizar expresiones comprensibles, les diría que solo aspiro a ayudarles en el camino que yo considero más acertado, que no quiere decir siempre el más acertado. Lo contrario no conduce a nada positivo y además no merece la pena el esfuerzo, pues no sé lo que podría obtenerse, aparte de decepciones que no sirven para nada ni para nadie.


Las más vistas

Opinión

Sobre héroes y tumbas

A Soria, donde no hubo frente ni combates durante la Guerra, le corresponden 586 de esos civiles sacados de sus casa a la fuerza y asesinados según las investigaciones de la asociación ‘Recuerdo y Dignidad’