"Me veo con opciones de medalla en el nacional"

S.Recio
-

Con el Campeonato de España en el horizonte, confirmado para el mes de septiembre, Mario Arancón ultima su preparación para afrontar esta cita en una temporada tan atípica en la que el decatleta ha estado entrenando en Portugal

"Me veo con opciones de medalla en el nacional" - Foto: Eugenio Gutiérrez MartÁ­nez

En el año 2018 Mario Arancón tocaba el cielo con el oro nacional en el decatlón. La progresión del atleta seguía siendo la adecuada para poder afrontar ya las competiciones internacionales pero todo se truncaba en 2019. Una serie de lesiones hacía que el del Numantino bajase su rendimiento, aunque conseguía salvar la temporada con el bronce del Campeonato de España. Arrancaba 2020 con el objetivo de recuperar sensaciones y se marchaba a Portugal con el fin de cambiar de aires. Ahora nos muestra sus sensaciones para el nacional que se celebrará en Gijón en el mes de septiembre. 
¿Cómo se encuentra tras estos meses de entrenamiento en Portugal?
Ahora la verdad que me encuentro bastante bien. Ha sido un momento duro para todo el mundo y teníamos que cumplir con las condiciones de aislamiento. Ha sido bueno para mí haberme quedado en Portugal porque había mejores condiciones y podíamos entrenar en la calle y en la pista.
¿Cree que eso le puede dar ventaja respecto a sus rivales en España?
A los dos meses desde el inicio de la cuarentena he podido entrenar en la pista y hemos trabajado en buenas condiciones y a un nivel bastante alto para la situación. Me da esperanza para encarar las competiciones aunque tiene otra lectura.
¿No considera que le pone con una ventaja en la preparación de la competición?
Tiene ventajas e inconvenientes porque nosotros sin saber que competiciones iba a haber estamos entrenando hasta julio o agosto para hacer una temporada normal. Ahora variaremos algo porque en septiembre tenemos competición. El ritmo ha sido bueno pero al final la carga de trabajo va a durar varios meses.
¿No hubiese entrenado igual de saber esto?
Ahora me toca para competir a un buen nivel alargar la temporada. Agosto iba a ser de descanso y ahora tengo que mantenerme un mes más hasta septiembre. Insisto, poder entrenar en pista es un ventaja pero tengo que estar atento a la carga de trabajo a partir de ahora.
¿Por qué tomo la decisión de entrenar en Portugal?
Llevaba en Soria toda la vida y por estudios tenía la oportunidad de salir y conocer otra ciudad. Elegí Lisboa. 
¿A nivel deportivo no era algo arriesgado?
Contacté con un entrenador que ya conocía y sabía que era bueno para las combinadas. Desde el principio descubrí que podía aprender un montón de cosas. Al final él nunca me había visto en el día a día y me sacó errores distintos, corregía cosas desde la base y conseguía unos buenos resultados a nivel entrenamiento. Reiniciar la cabeza ha sido muy bueno.
Siempre han dicho que el Atletismo Numantino es como una gran familia, ¿lo echa de menos?
Tanto en el club como en el CAEP teníamos una gran familia, un grupo. Me considero una persona muy sociable y en Soria siempre estaba con todo el mundo, eso aquí al comienzo fue duro. 
A muchos deportistas les cuesta adaptarse a un nuevo entorno o cultura.
Está claro. Al final voy a otro país, otro idioma, otras costumbres. Pero me han hecho sentir muy bien tanto mis compañeros como mi entrenador. Lo peor fue vivir toda esta situación lejos de mis seres queridos.
¿Cómo fueron esos meses de Estado de Alarma en España visto desde fuera?
Por suerte ahora contamos con nuevas tecnologías con las que tenemos información en todo momento. Eso además me ha servido para estar siempre en contacto con mi familia pero es cierto que se sufre viendo todo desde fuera y siempre estás pendiente de lo que pasa y preocupado por Soria. Los datos que veía de la provincia eran muy duros.
Volviendo a lo estrictamente deportivo, ¿cómo llega a este Campeonato de España tras el difícil 2019?
La idea cuando se paró todo era seguir con un buen ritmo en verano. No tener competiciones cada fin de semana ha hecho que tengamos que correr menos riesgos de lesión. Al final siempre hay molestias pero sin esa presión semanal.
¿Se ve entonces con opciones de subir de nuevo al podium en Gijón?
A nivel personal me veo bien pero hay mucha incertidumbre. Es la gran competición que queda este año y no sé si muchos atletas la van a preparar a conciencia o van a ir a probarse. De momento yo me encuentro bien y el objetivo es hacer marca. Si lo consigo creo que lograré de nuevo una medalla nacional. Si me pides firmarla ahora mismo la firmo.
Todo hace indicar que estarán los mejores.
Eso parece. También hay que tener en cuenta que debemos preparar el campeonato cuando más calor hace al haberse retrasado. También está que algunos ya habrían cogido vacaciones. Lo único en lo que puedo pensar en lo que yo puedo hacer y ya garantizo que voy a esforzarme al máximo para conseguirlo. 
¿Le viene bien el aplazamiento de todos los torneos internacionales?
Este año quería estar en el Iberoamericano, que en principio era asequible. Tengo que ir paso a paso y siempre tenía la fe de poder estar en el Campeonato de Europa de París. Los Juegos Olímpicos son muy complicados pero no puedo pensar que son imposibles. La idea era ir de competición en competición, y eso voy a poder hacerlo en 2021 también.