El año de la pelota

S.Recio
-

En su primera temporada, el Club de Pelota Ciudad de Soria ha logrado el ascenso a la División de Honor de frontenis y a su vez ha conseguido reunir a 50 deportistas

El año de la pelota - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez

GALERÍA

El año de la pelota

Era una de las grandes noticias del 2019, un nuevo club había llegado a la ciudad. Tras la extinción del Octopus, 15 años después surgía el Club de Pelota Ciudad de Soria. Por entonces, su presidente y jugador, Eduardo Cabrerizo, marcaba la línea a seguir, «competir a gran nivel» en la Primera División de Castilla y León, « atraer público al pabellón y crear una Liga Interna». De lograrlo, «habremos conseguido el objetivo de revivir este deporte en Soria». Un año después han sido más que competitivos logrando el ascenso a la División de Honor del frontenis. 
La afición a este deporte ha crecido con buena afluencia de público en los encuentros disputados en La Juventud. Por último, la inscripción de 50 socios demuestra que Soria necesitaba un club como este. 
el ascenso. El 26 de octubre de 2019, el Club de Pelota Ciudad de Soria hacía su aparición en el frontón de La Juventud para debutar en la Primera División de Castilla y León. El Laguna de Valladolid tenía el honor de estrenar a este equipo mezcla de veteranos y jóvenes talentos, «había muchos nervios», reconoce Eduardo Cabrerizo, «pero también mucha ilusión de hacer las cosas bien desde el principio». 
El público comenzaba a aparecer en las gradas de La Juventud y eso les dio el plus que necesitaban, «en ese momento teníamos muchas ganas de hacer las cosas bien», y cumplieron a la perfección logrando la primera victoria y demostrando que no habían llegado a la categoría para ser un equipo más, sino para pelear por el ascenso a la División de Honor. 
Durante toda la primera vuelta el equipo demostró un gran nivel, «somos 14 federados y muchos venimos del extinto Octopus». Esa veteranía ha sido vital para los jóvenes que comenzaban a competir, «son grandes promesas que al principio estaban algo nerviosos pero la mezcla del equipo ha sido perfecta para ir dando grandes pasos a medida que avanzaban las jornadas».
Al término de la primera vuelta ya se colocaban en zona de ascenso y la exigencia aumentaba para el segundo tramo de la competición, «sabíamos que podíamos conseguirlo y los últimos partidos fueron muy duros». De hecho hubo que esperar a la última jornada para lograr el objetivo, «fue un día de máxima felicidad pero no podemos conformarnos». La ambición es para ellos la llave del éxito, «vamos a la División de Honor con el objetivo de ganar el máximo de partidos posibles, no nos conformamos con la permanencia». 
Podrán probar su nivel en la primera semana de septiembre, cuando se celebre la Copa Presidente aplazada este verano, «compiten los clubes de División de Honor con algunos de Primera División como nosotros». No se cierran a nada en el torneo, «es un buen momento para saber cómo somos de competitivos ante nuestros rivales de la próxima temporada, debemos ya demostrar d e lo que somos capaces porque inmediatamente después se iniciará la liga».
Se espera la vuelta de la competición a mediados de septiembre, mientras tanto buscan dar un paso más en la captación de socios para la entidad. 
la liga interna. Tras la fundación del club comenzaba la ardua tarea de la captación de deportistas, «superó completamente nuestras mejores expectativas», recuerda Cabrerizo, «en las primeras semanas superamos las 40 inscripciones y tuvimos que limitarlo a 50 socios para poder garantizar un buen servicio para todos». Para poder conseguir que el frontenis se consolidara de nuevo en Soria había que asegurar que los deportistas pudiesen competir de forma regular. Se creaba entonces una liga interna, «formamos 18 equipos diferentes y eso hizo que nuestro sueño de que este deporte regresara a Soria con fuerza se consolidase al completo». 
Este torneo regular ha ido como la seda, en cada jornada todos los equipos no faltaban a la cita, «se ha visto un buen nivel y por encima de todo, mucha motivación y buen ambiente».  Al igual que la competición oficial, esperan reanudar y culminar esta primera liga cuanto antes, «queremos que se disputen las eliminatorias como premio a todos ellos».  Comenzará entonces el trabajo destinado a su segunda temporada. Se dice que lo difícil no es llegar, sino mantenerse, «queremos poner en funcionamiento el deporte de la pala, ya estuvimos a punto este año y creo que también podremos sacar un liga interna». Siguen pendiente realizar lo mismo con la pelota a mano.  El siguiente paso es garantizar el futuro de la entidad y eso pasa por la creación del Proyecto Cantera, «ya estamos hablando con el ayuntamiento para reunir todo lo necesario». Cuentan con monitores y jueces, «y sería la forma de conseguir una base para que en los próximos años esto no se quede en nosotros, sino que el deporte de pelota prevalezca». El presente funciona y el futuro del Club Pelota Ciudad de Soria pinta bien.