El ICO distribuye 90 millones para 1.522 operaciones

ICAL
-

El sector alimentario y el transporte asumen más de uno de cada tres euros de apoyo del instrumento financiero del Estado

Las empresas de Castilla y León celebraron las mejoras introducidas por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) en sus líneas de intermediación este año y elevaron su volumen de financiación en el primer semestre del año a través de este instrumento en un 57,9 por ciento respecto al mismo periodo de 2018, hasta 89,96 millones de euros.

Fuentes del ICO explicaron a Ical que esos fondos distribuidos entre las actividades de la comunidad permitieron acometer 1.522 operaciones, 269 más que en los mismos meses del año pasado. El grueso de las partidas se concentró en la línea de empresas y emprendedores, con 81,36 millones de financiación para 1.401 operaciones, con crecimientos respecto a 2018 del 70,7 y 26,3 por ciento, respectivamente.

Además, en el programa para exportadores, el ICO dispuso para las empresas de la comunidad 8,21 millones de euros, un 2,2 por ciento más que en 2018, aunque las medidas financiadas mermaron un 37,7 por ciento, hasta 66. Asimismo, en crédito comercial se distribuyeron en la comunidad 390.000 euros, con una merma del 41,8 por ciento, para 55 actuaciones, que crecieron un 48,6 por ciento. Por último, la línea de internacional no contó con concurrencia este año, entre enero y junio, cuando en 2018, se financió un proyecto por 600.000 euros.

Mejoras

“Las líneas este año presentan mejoras en sus condiciones para adaptarse de una forma más eficiente a las necesidades de financiación de las empresas”, destacaron desde el ICO, desde donde aclararon que se han implantado medidas para simplificar la tramitación, los procedimientos y la gestión de las operaciones. Asimismo, constataron que las Líneas ICO 2019 financian actividades empresariales, tanto para inversión como liquidez, en plazos comprendidos entre 1 y 20 años.

Junto a estos, incidieron en que este año se amplían los períodos de carencia al cliente para las operaciones formalizadas a un plazo superior a diez años, ofreciendo la opción de tres años de carencia del capital. “De esta forma se permite a las empresas una mayor adecuación de los plazos de financiación a sus planes comerciales y de expansión”, aclararon.

Capilaridad

Responsables del ICO remarcaron además que la distribución de las operaciones suscritas en Castilla y León en relación al tamaño de las empresas, pone de manifiesto la capilaridad de las Líneas ICO. En concreto, explicaron que más del 78 por ciento del total de operaciones fueron suscritas por empresas de entre uno y nueve empleados, un porcentaje que se amplía hasta el 97 por ciento se toman como referencia las compañías con menos de 50 trabajadores.

Asimismo, las mismas fuentes incidieron en que por sectores, más del 22 por ciento de las operaciones correspondieron a empresas del sector de alimentación. Por su parte, las empresas del sector de transporte asumieron el 15,9 por ciento de los préstamos.


Las más vistas