scorecardresearch

Solo 445 autónomos y empresas de Soria piden ayudas al ICE

A.I.P.
-

La provincia pierde en dos años un centenar de trabajadores por cuenta propia

Imagen archivo cierre hostelero - Foto: Eugenio Gutiérrez

La Junta de Castilla y León publicó el pasado 20 de julio la modificación de la Orden EYH/625/2021, de 17 de mayo, de las ayudas directas a autónomos y empresas para el apoyo a la solvencia y reducción del endeudamiento del sector privado, por la que se ampliaron a 570 los sectores susceptibles de ser beneficiarios (el 96,6% de los 590 sectores incluidos en la Clasificación Nacional de Actividades Económicas). Desde la apertura del plazo de estas ayudas para amortiguar el impacto económico de la COVID-19 hasta el momento, el Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE) de Castilla y León ha recibido 445 solicitudes procedentes de la provincia de Soria, según los datos facilitados a este medio por la Consejería de Economía y Hacienda de la Junta, si bien hay que puntualizar que la modificación mencionada contempla una ampliación del plazo de la convocatoria hasta el próximo 20 de agosto, con el objetivo de alcanzar a un mayor número de beneficiarios de la Comunidad.

Estas ayudas son financiadas por el Gobierno central que, de un total de 7.000 millones de euros para el conjunto de España, asignó a Castilla y León el 3,32% (232.560.230 euros). Así las cosas, los receptores de las mismas son empresas no financieras y autónomos con domicilio fiscal en la Comunidad, así como grupos, firmas y profesionales cuyo volumen de operaciones haya sido superior a diez millones de euros en 2020 y desarrollen su actividad en más de un territorio autonómico o las entidades no residentes no financieras que operen en España a través de establecimiento permanente.

Las cantidades están destinadas a satisfacer la deuda y los gastos fijos subvencionables, recuerdan desde la Consejería, correspondientes a proveedores, otros acreedores, financieros y no financieros, y los gastos fijos devengados entre el 1 de marzo de 2020 y el 31 de mayo de 2021 y que proceda de contratos o facturas anteriores la entrada en vigor del Real Decreto-Ley %/2021, de 12 de marzo. Así las cosas, la Junta ya está pagando estos apoyos, que van desde los 3.000 euros de mínima para autónomos con estimación directa, al máximo de 200.000 euros para negocios de mayor facturación.

Sin embargo, las 445 solicitudes procedentes de autónomos y empresas sorianas acumuladas desde que se abrió la convocatoria representan una cifra testimonial ya que que a 30 de junio de 2021 el número de autónomos en la provincia ascendía a 7.835, mientras que al  terminar el año Soria contaba con 5.688 empresas, de las que la mitad (2.892) no cuentan con asalariados , además de que el 40% tiene entre uno y cinco trabajadores. Así las cosas, si se tiene en cuenta que la suma de autónomos y empresas activas en Soria se eleva a 13.523, el porcentaje de ayudas solicitadas al ICE apenas llegaría, hasta la fecha, al 3,3% del total.

antes y después del covid. A pesar de que la crisis económica derivada de la pandemia del coronavirus se prolonga ya desde hace año  y medio, los trabajadores autónomos han resistido como han podido las restricciones vinculadas a las distintas olas. No obstante, si se compara el segundo trimestre de 2021 con el mismo periodo, se comprueba que ha habido un ligero repunte en la cifra total, con 52 autónomos más en la provincia, teniendo en cuenta que en junio de 2020 la cifra era de 7.783 y al finalizar el sexto mes de este año, el dato se situó en 7.835. Sin embargo, si la comparativa se realiza con junio de 2019, antes de la COVID-19, Soria ha perdido un centenar de trabajadores por cuenta propia, ya que en junio de hace dos años contaba con 7.937.

En cuanto al número de empresas, a lo largo de 2020 se incorporaron 57 firmas respecto al año anterior, hasta llegar a las citadas 5.688.