De punta a punta sobre dos ruedas

SPC
-
Imagen de un cartel señalizador de las rutas cicloturistas que está llevando a cabo la Junta de Castilla y León.

La Consejería de Turismo tiene previsto finalizar este verano cinco rutas de cicloturismo por trazados de relevancia histórica y natural

Cruzar Castilla y León de norte a sur y de este a oeste. Y hacerlo sobre dos ruedas y agarrando con fuerza el manillar de bicicleta al tiempo que contemplas una serie de paisajes y patrimonio histórico. Este es el objetivo final con el que la Junta de Castilla y León trabaja en el programa de cicloturismo de la Comunidad, que durante este verano terminará la señalización de las cinco rutas que conforman el proyecto. Una serie de trazados diseñados a partir de criterios históricos, culturales y naturales de máxima relevancia desde el punto turístico, con repercusión nacional e internacional.
El programa de cicloturismo de Castilla y León unirá todas las capitales de provincia de la Comunidad y para su desarrollo se ha destinado una inversión cercana a los dos millones de euros. La primera ruta discurrirá por las cuencas mineras del carbón entre Palencia y León, para así dotar a los municipios mineros por los que atraviesa de una infraestructura turística que permitirá dar a conocer sus paisajes, así como su valioso patrimonio industrial minero. La ruta recorrerá un total de 531 kilómetros de este a oeste de Castilla y León, con 1.495 señales instaladas a lo largo de las dos provincias. El trazado cruzará 45 municipios y contará con un total de 60 Bienes de Interés Cultural en el trazado.
Respecto a la ruta de la Vía de la Plata, el segundo trazado atraviesa las provincias de León, Zamora y Salamanca, recorriendo 384 kilómetros de norte a sur de Castilla y León, con un total de 1.062 señales instaladas a lo largo de las tres provincias. Dicho trazado cruzará 63 municipios y contará en el camino con un total de 146 Bienes de Interés Cultural.
En tercer lugar, el proyecto cicloturístico contará con una travesía europea a partir de la ruta Eurovelo 1, con una longitud de 8.186 kilómetros, desde Noruega hasta Portugal, de los cuales 488 kilómetros transcurren por la comunidad. En el lado castellano y leones pasará por 90 municipios y contará con un total de 1.217 señales y 372 Bienes de Interés Cultural.
Por otro lado, la ruta del Duero se ha tomado como referencia principal el recorrido natural del propio río Duero dentro de Castilla y León. El trazado atravesará las provincias de Soria, Burgos, Valladolid, Zamora y Salamanca. Se describe la ruta en dirección Salamanca, siguiendo el curso de las aguas del propio río. Comenzando en la localidad de Duruelo de la Sierra, población cercana a su nacimiento, hasta llegar al muelle fluvial de Vega de Terrón, en la provincia de Salamanca, donde el río cruza la frontera y se adentra en Portugal. En este largo recorrido, la Ruta pasará por enclaves monumentales que recuerdan la importancia del río a lo largo de su historia.
Además, todo el recorrido cruzará diferentes comarcas vitivinícolas a partir de las denominaciones de origen de Ribera del Duero, Toro y Arribes del Duero. La ruta en su totalidad recorrerá 727 kilómetros, con 2.065 señales instaladas a los largo de las cinco provincias y cruzará 84 localidades con 294 Bienes de Interés Cultural.
Por último, el trazado del sureste conectará las capitales de provincia de Salamanca Ávila, Segovia, Soria y Burgos, en un recorrido total de 678 kilómetros del suroeste al noreste. Una ruta que pondrá en valor las vías pecuarias como la Cañada Real Soriana Occidental. En todo el recorrido se vertebrarán 96 municipios, además los 406 Bienes de Interés Cultural.