Mañueco exige «implicación y cercanía» a sus consejeros

Santiago González
-

El presidente de la Junta afirma que se abre «un nuevo tiempo» y pide «proximidad» a los ciudadanos y «abrir los despachos a los 94.000 kilómetros cuadrados de territorio» donde viven las personas

Mañueco (c), junto a los consejeros Rocío Lucas, Verónica Casado, Juan C. Suárez-Quiñones, Fernández Carriedo, Francisco Igea, Ángel Ibáñez, Germán Barrios, Jesús Julio Carnero, Isabel Blanco y Javier Ortega (de i. a d.). - Foto: Ical

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, exigió ayer a todos los consejeros de la Junta la máxima responsabilidad, lo que requiere una «implicación total», tanto política como personal y tanto con los ciudadanos que viven en Castilla y León como los que tuvieron que marchar y ahora están fuera.
En la toma de posesión de los diez consejeros del nuevo Gobierno, Mañueco «cercanía» con la gente y «proximidad» en el territorio. Como ejemplo, el presidente subrayó que el «despacho no son cuatro paredes, sino los 94.000 kilómetros cuadrados» que tiene el territorio de la Comunidad, en los que viven las personas que requieren de la atención de la administración autonómica.
Tras la jura de ocho consejeros y la promesa de dos de ellos (Verónica Casado y Javier Ortega), Fernández Mañueco aseguró que la «verdadera grandeza» de Castilla y León no es su patrimonio natural o monumental, sino las personas que «con su esfuerzo diario construyen cada día la Comunidad».
Los exconsejeros del anterior Gobierno autonómico estuvieron presentes, con excepción del expresidente Herrera.Los exconsejeros del anterior Gobierno autonómico estuvieron presentes, con excepción del expresidente Herrera. - Foto: IcalEl jefe del Ejecutivo reiteró que con esta décima legislatura se abre «un nuevo tiempo» donde hay que afrontar «nuevos retos» y consideró que el Gobierno autonómico conjunto entre Partido Popular y Ciudadanos está preparado para ello. Además, recalcó que todos ellos son conscientes de la responsabilidad que asumen, pero también de la «ilusión y ganas de trabajar» con la que llegan, y todo ello con «humildad». «Queridos consejeros, la responsabilidad es implicación total, es un compromiso político y personal con las personas que viven en esta tierra y con las que están fuera», argumentó.

El Gobierno anterior

El acto, celebrado en el patio central del Colegio de la Asunción, sede de la Presidencia de la Junta, contó con la asistencia del presidente de las Cortes, Luis Fuentes, portavoces parlamentarios y procuradores de PP y Cs, además de los consejeros del anterior Gobierno autonómico, del que tan solo faltó su presidente, Juan Vicente Herrera. También se congregaron familiares de los nuevos consejeros y empleados públicos.
El nuevo presidente tuvo unas palabras de reconocimiento para los exconsejeros por entregar «mejor» la Comunidad de como la encontraron, a pesar de haberse encontrado con unos años difíciles, y para el presidente saliente, Juan Vicente Herrera, por su «dedicación, desvelo y ejemplo». José Antonio de Santiago-Juárez, Pilar del Olmo, Antonio Sáez Aguado, Alicia García, Milagros Marcos, Fernando Rey y Josefa García Cirac, además de los dos que repiten:el palentino Carlos Fernández Carriedo y el leonés Juan Carlos Suárez-Quiñones.
Respecto a su Gobierno, personalizó los «nuevos tiempos» en el vicepresidente de la Junta, portavoz y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, Francisco Igea, y confió en afrontar los nuevos tiempos para «mejorar el testigo» que recogen del anterior Ejecutivo monocolor del PP.
Los consejeros celebraron una primera reunión tras su toma de posesiónLos consejeros celebraron una primera reunión tras su toma de posesión - Foto: R. Cacho (Ical)En este ambiente semifestivo, Fernández Mañueco reconoció que en el futuro «habrá momentos complicados», pero añadió que estarán «uno al lado del otro» para ayudarse.
Desde un gobierno de transformación y con personas preparadas que «empieza a trabajar en este mismo momento» y que dará estabilidad política e institucional, el presidente instó a sus consejeros a avanzar en el programa consensuado para «conquistar el futuro» y enumeró algunos de los retos incluidos como crear un entorno atractivo para la inversión, mejorar la calidad de los servicios públicos como seña de la Comunidad, contar con una administración más moderna y sencilla, dotar de oportunidades para que los jóvenes no se tengan que ir fuera, apostar por que nazcan más niños de las personas que mueren o aprovechar los recursos del mundo rural para su desarrollo.

Escuchar

En toda su intervención, pidió a los consejeros trabajar por las personas vivan donde vivan y recalcó que pondrán en marcha un proyecto integrador, renovador y transformador. Asimismo, garantizó que todo el Gobierno trabajará con «ilusión, fuerza y ganas». 
No obstante, animó a todos los miembros de la Junta a «escuchar a los ciudadanos» y a «ser abiertos» con los representantes del tejido asociativo y con la sociedad en general. También comprometió Mañueco su «lealtad y colaboración» con el resto de administraciones públicas para buscar el progreso de la Comunidad.
Finalmente, el presidente elogió el trabajo de los empleados públicos, algunos de ellos allí presentes, y les animó a trabajar porque sin ellos «el Gobierno no podría dedicarse a ejercer sus competencias».
«No habrá premio mayor que trabajar por Castilla y León alcanzar los objetivos que tenemos previstos». Con esta frase concluyó Mañueco su intervención y la toma de posesión del Gobierno.