Magrudis cocinó en su nueva planta sin una inspección previa

EFE
-

La empresa elaboró la carne en sus nuevas instalaciones sin avisar a la Junta de Andalucía de la ampliación de las naves y no se pudieron llevar a cabo las medidas de seguridad pertinentes

Magrudis cocinó en su nueva planta sin una inspección previa

La empresa Magrudis, que fabricaba la carne origen del brote de listeriosis, no avisó a la Junta de Andalucía de la ampliación de la empresa y no se pudo realizar la inspección previa, según ha asegurado el subdirector de Protección para la Salud de la Junta de Andalucía, Jesús Peinado.
El 31 de julio, Magrudis comunicó oficialmente a la Junta de Andalucía que había hecho unas obras de ampliación de sus naves de Sevilla, que la Junta no sabe exactamente cuándo se acabaron, aunque la empresa elaboró la carne mechada contaminada sin que las supervisara un inspector, ha indicado Peinado en rueda de prensa.
Los inspectores tienen un plazo de hasta 25 días desde que la empresa comunica el fin de los trabajos de ampliación hasta que pueda elaborar los productos, ha precisado el subdirector de Protección para la Salud.
La empresa no tiene necesidad de informar del comienzo de los trabajos de ampliación pero sí de su finalización para que los inspectores confirmen que todos los nuevos elementos cumplen con las exigencias sanitarias, ha añadido.
El representante de la Consejería de Salud ha añadido que están analizando los autocontroles de la empresa hechos en junio en tres superficies distintos, que dieron negativos en los análisis de listeriosis.
Además, el Ayuntamiento de Sevilla está comprobando si el horno es el adecuado para alcanzar la temperatura que permita la esterilización del producto.
La Junta afirma que aún tardará un tiempo en tener los datos exactos de lo ocurrido con este brote, las hipótesis y la conclusión, ha asegurado Peinado antes de subrayar que la fábrica de Magrudis está clausurada y toda la carne retirada del mercado. 

 

Actividad suspendida

El Ayuntamiento de Sevilla ha acordado la suspensión cautelar de la actividad que desarrolla la empresa Comercial Martínez León, que distribuía sin un etiquetado adecuado carne mechada elaborada y envasada por Magrudis, contaminada con listeria, según han informado fuentes municipales.
La medida, que se notificará a la empresa, ha sido acordada hoy de forma preventiva por el consistorio sevillano con el objetivo de garantizar "la máxima seguridad alimentaria" y hacer todas las comprobaciones necesarias antes de que retome su actividad tras el periodo de vacaciones, según las fuentes.
En la empresa se han tomado muestras, se han analizado las instalaciones y se ha revisado toda la documentación.
El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Consumo, trabaja en coordinación con el área de Salud y con la Junta de Andalucía en los trabajos de inspección y análisis de la empresa.
Las muestras tomadas en esta carne también dieron positivo el pasado sábado de forma preliminar en listeria monocytogenes, en los estudios realizados en el laboratorio municipal.
Según el Ayuntamiento, la empresa Comercial Martínez León llevaba días cerrada por vacaciones y había comunicado a los distribuidores del producto la vinculación de esta carne con la empresa Magrudis desde el inicio de la alerta sanitaria.