Igea reconoce que hubo «renuncias para evitar bloqueos»

SPC
-

El vicepresidente defiende la existencia de un «único» Gobierno y asume que pudo equivocarse al vetar la continuidad de Suárez-Quiñones

Mañueco, acompañado de Igea, saluda al presidente de las Cortes, Luis Fuentes - Foto: Ical

El vicepresidente, consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, Francisco Igea, defendió la jornada como «un gran día para Castilla y León» con un Gobierno «muy preparado, con gente entregada a su trabajo», en el que ha habido algunas renuncias para evitar bloquear las instituciones, porque «si de algo están cansados los ciudadanos es del empeño de algunos de cumplir al cien por cien su voluntad, de que no sepan renunciar y provoquen que este país esté bloqueado desde hace meses», afirmó.
«Estamos muy orgullosos de la formación de este Gobierno»», dijo Igea, que confió en que «dentro de cuatro años, los castellanos y leoneses sean quienes dicten sentencia».
A juicio del vicepresidente, este ya no es el gobierno del PP, ni el de Cs. «Este es el Gobierno de los ciudadanos, y debe ser único, con un único presidente, un único portavoz y una única política». «La Comunidad puede presumir que no es tierra de bloqueos ni de vetos, sino que sus políticos han hecho aquello para lo que se les vota, que es llegar a acuerdos y formar gobiernos para sacar adelante los asuntos públicos», destacó, según informa Ical.
En el caso de la designación del que fuera presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, como consejero de Agricultura, Ganadería y Mundo Rural, y después de la política de limitación de mandatos defendida por Cs, Igea explicó el acuerdo entre PP y Ciudadanos se ha cumplido en lo esencial. «Dijimos que no vetaríamos a ningún consejero» e incidió en que en política muchas veces hay que ser capaz de renunciar para evitar bloquear las instituciones.
Y precisó que los acuerdos nunca cumplen el cien por cien de las demandas de todos. «Eso es la política, acordar, dialogar y pactar, y cuando uno hace eso tiene que ser capaz también de renunciar».
Por lo que respecta a Juan Carlos Suárez Quiñones, que repite como consejero de Fomento y Medio Ambiente, y que Igea vetó en varias ocasiones por su posible implicación en la Operación Enredadera, el vicepresidente asumió que pudo equivocarse, «como todos los seres humanos». «Como decía Winston Churchill, a menudo he tenido que comerme mis palabras y he comprobado que son una dieta equilibrada», ironizó.

Primeros compromisos

Respecto a las primeras decisiones de su cartera, recordó que va a comenzar ya la tramitación para la eliminación de los aforamientos en las Cortes, para lo que ya han hablado con el Grupo Socialista para la reforma del Estatuto. También, se centrará en revisar el código ético de los altos cargos.