scorecardresearch

La mujer asesinada se estaba divorciando y confinada

SPC
-

La víctima de Valladolid, de 56 años, recibió cerca de una veintena de puñaladas de su pareja, de 58, del que no constan denuncias previas por malos tratos

La mujer asesinada se estaba divorciando y confinada - Foto: EUROPA PRESS

La lacra de la violencia machista vuelve a golpear a Castilla y León. El brutal asesinato de África, la mujer de 56 años que este lunes fallecía tras recibir cerca de 20 puñaladas en el tórax de su marido frente a sus hijas, envuelven de tristeza, rabia, dolor e impotencia a una Comunidad que ya ha visto morir a 54 mujeres a manos de sus parejas o exparejas desde el año 2003. La muerte de la vallisoletana ha vuelto a sacudir a una sociedad que sigue gritando en silencio contra una violencia machista que ya se ha cobrado dos vidas en lo que va de año en Castilla y León. En el caso de África, al igual que en muchas ocasiones, no había denuncias previas hacia su marido, con el que se encontraba confinada en la vivienda que compartían en una urbanización de Valladolid, ya que ambos habían dado positivo por coronavirus, según han informado a Efe fuentes de la investigación.

El matrimonio había iniciado los trámites de separación pero se encontraban viviendo juntos y aislados al dar positivo en covid-19, según las mismas fuentes, que confirman que no había denuncias previas ni antecedentes de maltrato. Un confinamiento que resultó ser mortal para África, que murió en el Hospital Clínico de Valladolid pasadas las nueve de la noche del lunes tras no poder superar las graves heridas infligidas por su marido. La pareja tenía dos hijas, una mayor y otra menor de edad(16 años), que presenciaron el crimen y fueron las que llamaron al 112 tras lo ocurrido. Ambas, en principio, están con la familia, ya que los servicios sociales de la Junta no han recibido ninguna petición al respecto para acogerlas.

Precisamente la Policía Nacional ya ha intervenido un cuchillo que, según los primeros indicios, fue el que empleó el hombre, de 58 años, para asestar varias puñaladas en el tórax a su esposa. El arrestado como supuesto autor del crimen, quien intentó lesionarse tras la mortal agresión, fue conducido en principio al Hospital Pío del Río Hortega de Valladolid, aunque después fue trasladado al Hospital Clínico Universitario de la ciudad, en el que se encuentra en el módulo de detenidos.

Allí permanece, custodiado por la Policía y aislado por su positivo en covid, a la espera de tomar declaración ante el juez. El propio delegado del Gobierno, Javier Izquierdo, confirmó que «lo que determinen los médicos» y la «evolución de la situación de salud», así como «lo que el juez decida», marcarán el momento en el cual el acusado pasará a disposición judicial. Sobre la autopsia a la víctima, Izquierdo aseguro que «es una información que corresponde a la autoridad judicial y no podemos daros todos los detalles».

Mientras, continúan las investigaciones policiales, que han abarcado la intervención del arma blanca con el que al parecer fueron asestadas las puñaladas, cuya autoría al parecer ya reconoció el lunes  el arrestado cuando los agentes acudieron a la vivienda donde se desencadenó el suceso.

Fue una llamada efectuada a las 16.42 horas del lunes la que alertó de que una mujer había sufrido heridas de arma blanca causadas por su esposo, en la calle Montreal de la capital vallisoletana, según explicaron a Efe fuentes del Servicio de Emergencias 112 de Castilla y León. Además de las asistencias sanitarias, hasta el lugar del suceso, situado en la urbanización Santa Ana, al sur de Valladolid, se desplazaron agentes de la Policía Científica para investigar lo ocurrido, según testigos presenciales, que concretaron que el suceso ocurrió en una vivienda unifamiliar.

En la misma casa, además de hallar con varias puñaladas en el tórax a la víctima, quien fue trasladada en ambulancia al Hospital Clínico de la ciudad, los agentes encontraron al supuesto autor de la agresión, nacido en 1963, con varios cortes producidos al intentar lesionarse, según la Policía Nacional.

54 víctimas. El caso de África ha sido el número 54 en Castilla y León desde 2003, según los datos facilitados por la Delegación del Gobierno. En la Comunidad, en lo que va de año han muerto dos mujeres, una de ellas, una joven de 36 años, vecina de la localidad leonesa de Mansilla de las Mulas, a manos de su pareja, de 28 años, y la vecina de Valladolid. A fecha 30 de abril de este año, 2.945 mujeres están incluidas en el sistema de vigilancia y protección Viogen, mientras que otras 1.048 cuentan con protección policial.

Rabia y dolor enmascarados en un minuto de silencio

Castilla y León tomó aire este ayer, resopló y gritó, una vez más, contra la violencia machista. Lo hizo con un minuto de silencio que recordó el asesinato este lunes de una mujer vallisoletana de 55 años, que deja dos hijas, una de ellas menor de edad. Pero es que además, otra mujer se encuentra grave en Salamanca después de ser apuñalada por su pareja en Doñinos esta misma madrugada. Por eso, la firme respuesta de la sociedad autonómica, que pide no silenciar a la violencia machista, llegó desde las Cortes, la Junta, el Ayuntamiento de Valladolid y todas las subdelegaciones del Gobierno (a excepción, precisamente, de Valladolid, que se citó en la Plaza Mayor). El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, encabezó el minuto de silencio convocado en el colegio de la Asunción contra el asesinato de esta mujer a manos de su pareja y que se ha convertido en la segunda víctima de violencia de género en Castilla y León en lo que va de año.  También se sumaron las Cortes de Castilla y León al minuto de silencio para la «condena y repulsa» por el «vil asesinato» de esta mujer, y que se evidenció durante los primeros compases del Pleno celebrado ayer.