LA MAREA

Antonio Pérez Henares

Escritor y periodista. Analista político


El Gobierno debe actuar ya

El Estado está actuando. Lo hace el Poder Judicial, que ha juzgado y está a punto de emitir sentencia. Lo hacen las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado como ha demostrado su ultima actuación. Pero es hora que lo haga el Gobierno. No puede demorarse ya ni un minuto más. Ya no valen ni los discursos, ni las admoniciones. Está claro que los separatistas no tiene la mas mínima voluntad ni siquiera de escuchar. Es la hora de los hechos y Sánchez no se puede demorar ni un momento más, porque hacerlo solo va a conseguir un mayor deterioro y colocar a toda la Nación de aquí a unas semanas en un momento todavía más dramático que el que se vivió en aquel otro Octubre. El Gobierno, las fuerzas constitucionales deben tomar la iniciativa y no entregarla en manos de quienes quieren simplemente destruir la Nación y su Constitución. 
Pedro Sánchez, desde la oposición puso entonces todos los palos en las ruedas que puso y solo ya ante la definitiva atrocidad secesionista aceptó apoyar la aplicación de la Ley, o sea el 155, pero poniendo tales trabas y cortapisas, la más perniciosa, la de impedir la intervención de TV3, que redujo su efecto. Pero eso debe quedar en el pasado. Ahora presidente, en funciones sí, pero Presidente de España ha de estar a la altura del reto y demostrar que lo es y está decidido a actuar como tal. Y la oposición, el PP y Cs deben estar ahí, sin fisuras a su lado. Deben ellos también demostrar que son representantes de un pueblo español y que por encima de partidismos y cálculos electorales está el interés general, está España. Lo demás es ahora absolutamente accesorio y si el uno y los otros, -Podemos hay que dejarlo aparte pues ellos comparten el latrocinio del presunto derecho a decidir, que es el robo del nuestro- no saben estar a la altura que el momento requiere, el País ya esto sí que no se lo perdonará jamás. 
Ha pasado la hora de las advertencias. Se ha llegado al límite. A no ser que nos queramos tragar que un presidente de la Generalitat y un Parlament controlado por la secesión, no solo violen nuestras leyes conjuntas y hasta las particulares suyas sino que hayan dado el terrible paso de apoyar y defender a quienes han optado por la violencia. A no ser que aceptemos que fabricar explosivos y preparar atentados entra dentro del "pacifismo" en versión separatista. Que parece ser lo que pretenden proclamar. 
  Sobran ya mas palabras, los hechos están ahí. Y sobre esos hechos y acción ha llegado la hora por parte del Gobierno y de todo el que crea en la Convivencia Constitucional, de responder y adelantarse ya con hechos y con acción. Dentro, por supuesto de la ley. Pero con todas las de la Ley. 


Las más vistas