FOES pide la redefinición total del Plan de Movilidad Urbana

EDS
-
FOES pide la redefinición total del Plan de Movilidad Urbana

Considera la Federación de Organizaciones Sorianas que no ofrece soluciones eficaces a los problemas de la capital. Registra el documento de alegaciones aportadas por las empresas contra la intención del Ayuntamiento

a Federación de Organizaciones Empresariales Sorianas (FOES) pide la redefinición total del Plan de Movilidad Urbana Sostenible de la Ciudad de Soria y la sustitución del presentado en marzo al Consejo Municipal de Urbanismo y Medio Ambiente –del que forma parte FOES– por uno nuevo que se elabore pensando en las necesidades de la ciudad, así como para facilitar la vida de los ciudadanos.

Ante la posibilidad, preocupante para FOES, de que el documento se apruebe en los términos previstos, la Federación registró el miércoles sus alegaciones contra el Plan de Movilidad, nutridas de las demandas y peticiones trasladadas por sus empresas asociadas. Este Plan, a juicio de FOES, cambiará completamente la configuración del tráfico, de los aparcamientos y de las zonas peatonales de ciudad dificultando la vida en la misma tanto a los residentes como a la población flotante de la capital.

Bajo la premisa de que un plan de movilidad urbana tiene que ofrecer soluciones, considera que el Plan propuesto por el equipo de Gobierno de la capital no cumple los requisitos para definir la Soria del futuro, en la que se prevé una mayor población a medio plazo tras la apertura de la cárcel, entre otros proyectos.

Las alegaciones de la Federación empresarial parten del análisis de la metodología empleada y de los objetivos fijados por el Ayuntamiento. Tras el estudio del documento municipal, FOES desconoce el tamaño de la muestra empleada en la encuesta que el Ayuntamiento dice haber dirigido a la ciudadanía. Según la tabla 3 (página 6) del Plan, se recogen 60 comentarios sobre 13 materias, un dato que hace dudar a la Federación de que la muestra sea lo suficientemente representativa y de la validez de la encuesta, que podría llevar a un diagnóstico erróneo.

El Plan se articula, además, en función de objetivos estrictamente medioambientales, con el único objetivo de sacar al coche de la ciudad, y tomando como referencia las políticas de movilidad de grandes urbes, cuya realidad nada tiene que ver con la de Soria.

 

El documento obvia, sin embargo, que un tercio de los desplazamientos diarios –31.909 según el propio Plan– se realizan con automóvil en función de las necesidades de los ciudadanos y no tiene en cuenta las de los residentes y visitantes al acceso a los servicios (colegios, centros de salud, administración,…) ni la actividad económica del comercio, de la hostelería y del resto de negocios en la zona de actuación o cuestiones tan importantes como el suministro de mercancías, la decisión de la compra de vivienda o el mercado del alquiler.

 

La Federación de Organizaciones Empresariales Sorianas pide al Ayuntamiento el acceso a los estudios y mediciones de flujos de tráfico que se han realizado, así como los relativos a la capacidad de las vías que soportan el Plan de Movilidad, en el caso de que existan. La importancia de estos análisis es crucial para determinar la propuesta de estructura viaria y ordenación de la circulación en la capital.

En base a la información aportada por el equipo de Gobierno del Consistorio soriano, muchas de las propuestas recogidas implican la reducción de la capacidad de las vías o reducción de la velocidad de las mismas, sobre todo en las calles cercanas al centro. Pero sin mediciones de flujos de tráfico y de capacidad para contrastar la viabilidad de las medidas que se proponen, ciertas actuaciones podrían ocasionar aún todavía atascos mayores que los que ya existen en nudos claves de la ciudad, como sucede en la rotonda que enlaza la Avenida de Valladolid con la calle San Benito.

El aparcamiento es, para FOES, otra de las importantes claves a reconsiderar en el Plan de Movilidad, que no deja clara el número de plazas de zona blanca de aparcamiento gratuito que se van a eliminar realmente tras la creación neta, según el documento, de otras 298 plazas de Zona Azul/ORA. Este número de plazas de pago, unidas a las que ahora ya existen, lleva a concluir que no va a ser posible aparcar en zonas blancas gratuitas a una distancia de más de 15-20 minutos andando al centro, con lo que la medida supone para los ciudadanos, especialmente para los residentes.

La ampliación propuesta de la zona AZUL/ORA, el incremento de las plazas del parking de la Doctrina y la construcción de otro más en el Palacio de la Audiencia, confirman la dirección que ha adoptado desde hace años la política municipal de eliminar y dificultar el aparcamiento gratuito.

La Federación también recoge en sus alegaciones la preocupación de las empresas de distribución sobre la definición de las zonas de carga y descarga, que ya se vieron reducidas en el Plan de Movilidad Urbana de 2009. El nuevo documento no menciona expresamente nada al respecto al prever su estudio “con posterioridad”, por lo que FOES pide al Ayuntamiento se dé prioridad a estas zonas y que se consensue su número y ubicación con la Federación y las empresas del sector de la distribución comercial de Soria.

FOES pide en sus alegaciones, en definitiva, la reconsideración del Plan de Movilidad para que éste ofrezca soluciones eficaces a los problemas de la ciudad y sea un instrumento que sirva para facilitar la vida de los ciudadanos, dos requisitos que, a su juicio, no cumple el Plan propuesto por el equipo de Gobierno del Ayuntamiento.