scorecardresearch

La aventura catarí de Álvaro Martín

S. Recio
-

El técnico soriano decidió hace nueve años dar un cambio a su vida deportiva con su llegada a Doha para entrenar al Al-Ahli

La aventura catarí de Álvaro Martín - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez

Álvaro Martín es lo que se puede definir como un jugador de voleibol que no pudo triunfar. «Me encantaba jugar, pero por mi estatura nunca pude llegar a más», reconoce el soriano. A sus 38 años lleva toda su vida como entrenador. «Decidí empezar a ser técnico, es algo que te tiene que gustar, pero lo tenía claro», asume.

Tras quemar etapas en las categorías inferiores del San José y debutar como entrenador en el Numancia, con 29 años debía dar un paso importante en su carrera, comenzar en solitario. «Es cierto que tenía opciones para continuar en España, pero por medio de un amigo me hablaron muy bien de Qatar», recuerda ahora. Valiente y consciente del giro de 180º en su vida, se marchaba a Doha al Al-Ahli.

Nueve años después la decisión para él es la correcta. Se ha adaptado a los Emiratos Árabes y se ha consolidado como uno de los profesionales con más conocimiento de voleibol de una liga en auge. 

Influencias. Desde sus inicios con la cantera soriana, Álvaro Martín ha podido aprender de los mejores técnicos del país. «Desde pequeño mi padre me llevaba a los partidos y a los 17 años comencé a entrenar», reconoce. Ocho años de segundo entrenador en Superliga con hombres como Maldonado o Guillermo Orduna le sirvieron para adquirir grandes conceptos. «De todos aprendí lo suficiente y pude crear mi propia idea del voleibol», afirma.

En Qatar su labor más importante ha sido de asistente estadístico. «Es mi principal desempeño, pero en esencia el voleibol es igual en todo el mundo», analiza. «La mayor diferencia está en el crecimiento de la liga, los jugadores son cada vez mejores, más profesionales, y a esto se suma la evolución tecnológica y de métodos de entrenamiento, que ha dado un cambio», explica.

En el Al-Ahli ha podido desarrollar un método para pelear con los mejores de Qatar. «No es el club puntero, pero estamos muy cerca de los grandes, equipos con muy buenos presupuestos que han visto como vivimos la mejor época de esta entidad», comenta.

En esta temporada han quedado cuartos en liga y copa, pero se han convertido en habituales de las semifinales de los torneos con la guinda del pastel del año 2019, su primer título.

La vida. Pasar de Occidente a Medio Oriente no es sencillo, hacerlo a los 29 años, mucho menos. «El reto en su momento siempre genera respeto, pero también es cierto que a través del voleibol todo ha sido más sencillo de lo esperado», relata Álvaro Martín. Con el paso de los años se ha acostumbrado a un modo de vida muy rutinario. «Entrenamos y jugamos en el mismo lugar prácticamente todas las semanas, eso es bastante bueno», reconoce.

El mejor momento le llegaba en 2019 con la consecución de la Copa de Qatar. «Firmamos el mejor año de la historia del club porque además conseguimos el subcampeonato liguero», cuenta con orgullo. Eso llevó al soriano a confirmar más años su estancia en Doha, al menos hasta 2023.

En lo económico, reconoce que «en España sería imposible ganar lo mismo». Doha cuenta con unos sueldos muy superiores a la Superliga y eso es vital. «Esa seguridad en materia de dinero te permite trabajar mucho mejor», asume. Por el momento Álvaro Martín seguirá llevando el nombre de Soria por Qatar.