Seis municipios de Pinares ofrecerán 'Baños de Bosque'

Ana I. Pérez Marina
-

Muriel Viejo, Navaleno, Molinos de Duero, Canicosa de la Sierra, San Leonardo de Yagüe y Palacios de la Sierra, del grupo de acción local Asopiva, impulsan esta iniciativa

Seis municipios de Pinares ofrecerán 'Baños de Bosque'

«La medicina del bosque es caminar por la naturaleza con los cinco sentidos». La explicación forma parte de la motivación que ha llevado a seis municipios de la comarca de Pinares de Soria y Burgos a impulsar la iniciativa Baños de Bosque, que gira en torno a los beneficios terapéuticos de los montes. Los ayuntamientos son Muriel  Viejo, Navaleno, Molinos de Duero, San Leonardo de Yagüe (en la provincia soriana), Canicosa de la Sierra y Palacios de la Sierra (en territorio burgalés), pertenecientes al espacio Asopiva (Asociación de Pinares y El Valle), que es la entidad encargada de poner en marcha este proyecto no productivo dentro de la convocatoria anual de ayudas que gestiona el grupo de acción local.
Cualquiera de las opciones que ofrecen los Pinares sorianos y burgaleses pueden ser un buen remedio para ponerle freno al estrés que padece la mayor parte de la población en el siglo XXI. En definitiva, es otra forma de poner en valor el patrimonio natural, en este caso vinculado directamente con sus propiedades saludables, para que la iniciativa privada de la zona, en particular la hostelería, disponga de un nuevo nicho de ocio que ofrecer a los visitantes que eligen la comarca pinariega.
El presupuesto asciende a 30.000 euros (24.793,39 más IVA). Se destinará a cursos de capacitación y la redacción del proyecto (3.623,39 euros), adaptación de senderos (7.800 euros), colocación bancos rústicos (7.200 euros), edición de folletos y señalización (6.170 euros). El plazo de ejecución previsto es de 18 meses. Aunque en principio participan seis pueblos, un límite marcado por la propia inversión prevista, la propuesta se pretende extender a toda la zona.
El presidente saliente de Asopiva, Paulino Herrero, explica que se trata de un proyecto liderado por Navaleno, al que se han sumado los otros cinco ayuntamientos, y que, básicamente, consiste en adecuar senderos de unos 2-3 kilómetros en un «ambiente de árboles maduros» que permita una ruta caminando, «olvidándote de todo», porque asegura que «está demostrado científicamente» que este tipo de actividades en contacto con la naturaleza aumenta «en un 40%» el sistema inmunitario del ser humano para los próximos dos meses.
«Lo que está de moda en todos los sitios, pues ahora lo hacemos en la provincia de Soria. El proyecto ya  está licitado, aunque no se puede comenzar hasta que dé la viabilidad la Junta de  Castilla y León», aclara.
Herrero explica que están abiertas todas las posibilidades para que la iniciativa no se ciña únicamente a estos seis municipios y en los cursos de formación pueden participar profesionales vinculados a la hostelería y al turismo. «Da igual del sitio que sea, es para todo el mundo, el único tope será el número máximo de participantes en el curso», señala. «Se trata de buscar profesionalidad», añade al respecto.
sin explotar. Los resultados esperados con la materalización de las inversiones  pasan por la movilización de los recursos endógenos con usos a los que hasta ahora no se había recurrido, como las propiedades saludable, teniendo en cuenta que el contacto con la naturaleza siempre ha sido una herramienta terapéutica, una aliada para la salud. En el monte, tal y como se especifica en el proyecto Baños de Bosque, se halla comodidad y relajación. «Además de los evidentes beneficios para la salud psíquica que proporciona la naturaleza, también se ha demostrado que los entornos naturales ayudan al bienestar y a la recuperación física».
Los árboles, al igual que las personas, emanan vibraciones energéticas de forma constante y son asimilables al ser humano, se pueden absorber los beneficios de sus efectos. Esto puede conseguirse abrazando un árbol para sentirse, una doctrina que subyace de lo que se conoce como arboterapia o silvoterapia. De hecho, según algunos estudios, cada especie tiene unas propiedades. Por ejemplo, la medicina china considera al pino como un árbol inmortal, con una gran capacidad de curación.
baño forestal. Una ruta por el monte en contacto con la naturaleza propicia la liberación de las hormonas del estrés, aumenta el nivel de energía y concentración, y puede ayudar a reducir la tensión arterial, la depresión y la ansiedad. 
Y es que el ‘shinrin-yoku’ (sumergirse en el bosque) está de moda y es el arte japonés para mejorar la salud mental mediante la naturaleza. El concepto está inspirado en prácticas budistas ancestrales y en el sintoísmo, una religión nativa de Japón que venera los espíritus de la naturaleza. De hecho, la Agencia Forestal nipona designó a cerca de 50 bosques como centros de terapia forestal y espera expandir el número a 100 en la próxima década.
Los montes de la comarca de Pinares están reconocidos por su ordenación bajo criterios de sostenibilidad y la propia ordenación, según recoge el proyecto Baños de Bosque, reconoce la multifuncionalidad del pinar, sus características terapéuticas «suficientemente investigadas, demostradas y reconocidas, sobre todo en Japón», especialmente en los bosques más evolucionados. «Los bosques y montes de la comarca de Pinares de Soria, por su variedad de árboles, son idóneos para desarrollar actividades de valor terapéutico».
Los beneficiarios de estos chapuzones de monte serán tanto los  habitantes del entorno de Pinares y El Valle como del resto de la provincia, y los turistas demandantes de medio ambiente.