La India alertó a Sri Lanka horas antes de los atentados

Agencias
-
La India alertó a Sri Lanka horas antes de los atentados - Foto: ATHIT PERAWONGMETHA

El Gobierno no tomó las medidas apropiadas tras los avisos del Servicio de Inteligencia del país vecino sobre la posibilidad de sufrir ataques terroristas suicidas contra iglesias cristianas. La cifra de muertos asciende a 359.

Altos cargos gubernamentales ocultaron de manera deliberada información de Inteligencia sobre el riesgo de atentados en Sri Lanka antes de que se perpetraran los ataques que dejaron más de 359 muertos el Domingo de Resurrección, según ha denunciado este miércoles el ministro ceilandés de Empresas Públicas, Lakshman Kiriella. 
"Algunos altos cargos de Inteligencia ocultaron información a propósito. La información estaba ahí pero ellos no adoptaron las medidas apropiadas", ha afirmado Kiriella, en una comparecencia ante el Parlamento. 
El ministro ha dicho que la información sobre posibles ataques suicidas contra iglesias, hoteles y políticos fue recibida desde agentes de Inteligencia indios (RAW) el 4 de abril y que fue abordada en el Consejo de Seguridad que se reunió el 7 de abril bajo el liderazgo del presidente del país, Maithripala Sirisena, aunque no se compartió más ampliamente. Pero un nuevo informe, revelado por tres fuentes a Reuters, explica que los servicios de inteligencia de Sri Lanka fueron alertados por sus homólogos indios "dos horas antes" del primer atentado en Colombo sobre "ataques por parte de militantes islámicos"; de forma específica, RAW advirtió de una "amenaza contra iglesias cristianas".

Por su parte, el exjefe del Ejército y actual ministro de Desarrollo Regional, Sarath Fonseka, ha afirmado ante el Parlamento que cree que los ataques "han sido planeados durante al menos siete u ocho años". 
Los atentados del Domingo de Resurrección en Sri Lanka, reivindicados por el grupo terrorista Estado Islámico, fueron perpetrados por terroristas suicidas en varias iglesias y hoteles de lujo en territorio ceilandés. El Gobierno ha atribuido la autoría de los ataques al grupo terrorista islamista local Nacional Thowheed Jamath y ha dicho que contó con el apoyo de una "red internacional". 
Los ataques han dejado un balance de al menos 359 muertos y más de 500 heridos de diversa consideración y han llevado al Gobierno a decretar el estado de emergencia para reforzar las capacidades de las fuerzas de seguridad en materia de lucha antiterrorista.

 

El presidente pide dimisiones

Maithripala Sirisena, máximo dirigente del país, ha solicitado al jefe de la Policía y al ministro de Defensa que presenten su dimisión tras los atentados que acabaron con la vida de al menos 359 personas el Domingo de Resurrección, según han contado a Reuters dos fuentes cercanas a la Presidencia. Las fuentes han pedido mantener su identidad en el anonimato por tratarse de un tema delicado en un momento en que se está hablando de fallos de gestión en materia de Inteligencia por parte del Gobierno ceilandés. 

Sirisena ha subrayado que tomará medidas severas contra aquellos que no actuaron tras las advertencias de los agentes de Inteligencia de India, que comunicaron que habían detectado amenazas específicas contra iglesias cristianas. 

"La información recibida de las agencias de Inteligencia estatales de ese país no la recibí por parte de los altos cargos pertinente. Si lo hubieran hecho, habría actuado de forma inmediata", ha indicado el mandatario. "He decidido tomar medidas estrictas contra quienes fallaron en su deber", ha asegurado. Una de las fuentes con conocimiento directo ha confirmado que el aviso llegó "horas antes" del primer ataque. Otra ha precisado que la alerta terrorista de los agentes indios llegó el sábado por la noche. 

Este miércoles, el mandatario de Sri Lanka ha anunciado que renovará la cúpula de las fuerzas de seguridad en el plazo de una semana y que realizará cambios en las instituciones de seguridad en las próximas 24 horas, según informa el diario Daily News